Marketing

Marca + colaboración del consumidor = futuro (la única fórmula del éxito)

los-simpsonLos hábitos de los consumidores han cambiado. El anunciante que no quiera asumir esta nueva premisa será mejor que abandone cualquier posibilidad de que sus mensajes tengan alguna oportunidad. Si se seguimos haciendo las cosas como lo hemos venido haciendo hasta ahora, simplemente estaremos perdidos.

¿Por qué no avanzar y aprovechar la revolución de canales y plataformas en la que estamos inmersos? Los smartphones se posicionan como el centro de atención de los nuevos consumidores.

Recurren a ellos para evadirse de la publicidad en TV y, no hace falta mencionar las cifras de ad blocking para darnos cuenta de que ahora les es más fácil que nunca rechazar los mensajes publicitarios.

Simplemente quieren comprar, no que se les venda. Los consumidores ya no son esos individuos pasivos de los que antaño no recogíamos ningún feedback. Son socios activos en los procesos de marketing y publicidad. Una oportunidad como nunca antes han experimentado las marcas.

De acuerdo a los datos recogidos por The Drum, el 84% de las personas confía más en cualquier tipo de recomendación peer-to-peer que en los formatos publicitarios. La publicidad orgánica o el boca a boca multiplican las posibilidades de ventas más que las impresiones en medios de pago.

El papel del consumidor ha evolucionado y demanda poner cara a las marcas. Encontrar unos valores con los que asociarse.

Razón por la que a gestión de las marcas modernas pasa por ganarse la confianza real de las personas. Tienen que saber que la marca no les va a defraudar y que muestra implicaciones con las sociedades y mercados en los que operan.

Entonces, ¿cuáles son las nuevas reglas para generar engagement?

Según las afirmaciones realizadas por el doctor Daan Mutinga, experto en sociología y comportamiento humano de la Universidad de Ámsterdam, “las marcas tienen que dejar de mostrarse aisladas en su torre de marfil”.

Define la fortaleza de una marca como la suma de sus palabras y acciones. No basta con diseñar una identidad. Las marcas tienen que ganarse el respeto y confianza de los consumidores.

Hacer partícipes a estos escuchando sus opiniones, tomando en serio sus acciones y poner su voz a buen recaudo.

La fórmula del éxito

En un mundo tan volátil como el que vivimos todos clamamos por fórmulas que nos aseguren el éxito. He aquí una que seguro no falla: marca + colaboración del consumidor = futuro. No hay más secretos.

La verdadera oportunidad para los marketeros reside en saber identificar el poder de sus clientes. Trabajar con ellos de igual a igual, como si tratase de co-marketeros para construir entre todos las marcas del futuro.

No olvidemos que la confianza se apoya en tres pilares fundamentales: promesa (hacer del producto una necesidad), objetivo (alineación de los valores de la marca con los de los consumidores) y participación (experiencia con la marca).

Tres bases que deben trabajar juntas para mantener la buena reputación de la marca. Cumpla con las expectativas generadas y el engagement crecerá.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir