Marketing

Marcas hasta en la sopa (y en el champú) por culpa de la Eurocopa: ¿vale todo?

eurocopaLos ecos de la Eurocopa, la gran fiesta del deporte rey en el viejo continente, se escuchan no sólo en los estadios de fútbol sino también en los supermercados. Sí, ha oído bien, en los supermercados.

Deseosas de arrimarse al sol que más calienta (el Campeonato Europeo de Fútbol en este caso), las marcas están protagonizando una metamorfosis futbolera que se está pasando (en algunos casos) de castaño oscuro.

Si bien es hasta cierto punto normal que las latas de Coca-Cola (patrocinador de la Eurocopa) luzcan nuevo “vestido” con ocasión de tamaño acontecimiento, la fiebre futbolera de otras marcas está bastante menos justificada.

1

Así lo cree al menos Stephan Flohr, que en un artículo para Die Welt destapa la que a su juicio es una auténtica sinrazón. Y es que en los supermercados hay actualmente más balones que en un estadio de fútbol. Y están agazapados en todas partes, en platos preparados de pasta, en zumos y hasta en los champús (¿qué demonios tiene que ver este producto capilar con el balompié?).

El fútbol vende (eso está clarísimo) y las marcas que no pierden ripio de lo que vende (y de lo que no) se han agarrado como un clavo ardiendo a la Eurocopa. ¿El problema? Que algunas, por culpa su enfervorecido (y repentino) romance con el fútbol, están no sólo acosando al consumidor sino también haciendo (simple y llanamente) el ridículo. Estos ejemplos dan fe de ello:

2 3 4 5 6

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir