líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

MarketingCasi dos terceras parte de las marketeras pensó en dejar su trabajo en los últimos meses

Las marketeras se desenamoran de su profesión en la pandemia

El 60% de las marketeras sopesó "divorciarse" de su profesión durante la pandemia

El 60% de las marketeras ha abandonado la industria o ha sopesado seriamente hacerlo (tanto de manera permanente como temporal) durante la pandemia del COVID-19.

Las mujeres que se desenvuelven profesionalmente en la arena del marketing han visto cómo su carrera se ponía patas arriba en los últimos meses como consecuencia de la pandemia. Y es que la conciliación, ya de por sí difícil en circunstancias normales, ha acabado convirtiéndose en un importantísimo óbice para la desarrollo profesional de las mujeres que se desempeñan laboralmente en el marketing.

De acuerdo con un reciente estudio global de LinkedIn que recoge MarketingWeek, el 60% de las marketeras ha abandonado la industria o ha sopesado seriamente hacerlo (tanto de manera permanente como temporal) durante la pandemia del COVID-19.

Se trata de la cifra más elevada de todos los ramos de actividad evaluados en su informe por LinkedIn. Siguen de cerca al marketing la industria creativa (57%) y las finanzas (53%).

La investigación emprendida por LinkedIn, que echa raíces en más de 20.000 respuestas adscritas a diferentes industrias y distintos roles, revela además que las el 42% de las marketeras siente que el coronavirus ha propiciado que su carrera haya dado pasos hacia atrás o se haya puesto en suspenso. Solo las mujeres vinculadas profesionalmente a las finanzas (45%) y a la tecnología (50%) arrojan resultados aún más lóbregos sobre la mesa a este respecto.

«Los datos cuentan una historia bastante sombría», enfatiza Ngaire Moyes, senior director of brand and communication de LinkedIn. «Parece que estamos ante algo de lo que nos va a llevar mucho tiempo recuperarnos. Debemos además tener en cuenta que cuando las mujeres terminan abandonando su puesto de trabajo, no pueden actuar tampoco en calidad de mentoras para otras féminas con menos experiencia», apostilla.

Las empresas no han hecho tampoco sus deberes para poner coto al éxodo de mujeres durante la pandemia

«Se pierden comunidades enteras y todos los progresos solapados a esas comunidades. Cuando hay más mujeres en el trabajo, cuando su cuota es más elevada, es más fácil para ellas sentirse adecuadamente representadas y abrir el camino para otras féminas», apunta Moyes.

Aunque la pandemia ha baqueteado particularmente en el plano profesional a las mujeres que trabajan en la industria del marketing, también lo ha hecho en otros sectores de actividad. A escala global el 49% de las féminas considera que su carrera profesional ha retrocedido o sufrido un parón como consecuencia del COVID-19.

En esta misma línea, más de una cuarta parte de las mujeres se lamentan de que las empresas que las tienen en nóminas no les han brindado soporte adecuado durante la pandemia. Y en consecuencia el 43% ha arrojado la toalla o ha pensado en abandonar su puesto de trabajo.

De media las féminas solicitaron un 11% menos puestos de trabajo que los hombres en el transcurso de los últimos doce meses.

Desde el punto de vista de Moyes la pandemia ha sido para muchas mujeres la tormenta perfecta, obligándolas a tener que hacer auténticos malabares para conciliar su trabajo, el cuidado del hogar y el «home schooling». «Las empresas verdaderamente progresistas están en el deber de brindar a sus empleados opciones de trabajo flexibles», destaca Moyes.

La liberadora promesa de Nescafé que nos hace olvidar el fin de mesAnteriorSigueinte"Con la comida sí se juega": Burger King crea una cancha comestible en su última campaña

Noticias recomendadas