Marketing

Marketero, aunque le cueste creerlo, la televisión sigue siendo un arma de "atracción masiva"

tv 300Quizá la televisión no esté pasando por su mejor momento. De hecho, desde que comenzaron a aparecer nuevas formas de consumo de contenidos con una oferta de amplios y variados contenidos sin límites de tiempo, la caída de las audiencias ha sido paulatina.

Sin embargo, y a pesar de que el mundo marketero ha hecho un trasvase de presupuestos desde los medios tradicionales a la publicidad digital y el marketing de contenidos, no deben perder de vista a "la caja tonta", pues los datos no mienten y su poder de atracción sigue intacto.

Por un lado, la audiencia en el mundo digital es cada vez más amplia y es en este entorno en el que se concentra el target más deseado por las marcas, los millennials.

Sin embargo, el hecho de poder llegar a ellos no significa que eso se traduzca en atención, engagement y, finalmente, en ventas. El ruido del mundo digital y la saturación de información en la web 2.0 ha vuelto al público totalmente inmune a los mensajes publicitarios, por lo que la inversión digital no siempre es garantía de éxito.

Por otro lado, la televisión, aunque con menores audiencias, sigue acaparando a millones de espectadores que son mucho más susceptibles e influenciables a los anuncios a través de este medio. Una persona todavía tiende a fiarse más de los productos anunciados en televisión que los que promocionan los banners y otros formatos publicitarios en internet.

Por este motivo, sería un error dejar de invertir parte del presupuesto de marketing en el potente medio televisivo. Así lo confirma el estudio elaborado por A+E Networks and Turner que analizó los resultados de 15 marcas al disminuir sus inversiones de un año a otro.

Las marcas analizadas, pertenecientes a diferentes sectores, descendieron sus presupuestos entre un 29% y un 75% en el medio televisivo, dando lugar a que 11 de ellas disminuyeran sus ventas en 94 millones de dólares, es decir, por cada dólar menos de inversión, perdieron 3 veces esa cantidad en ventas.

Cabe destacar que el resto de marcas que no descendieron en ventas no disminuyeron tanto sus presupuestos en televisión sino que se centraron en la compra de inventario en cadenas temáticas con públicos específicos.

Ante estos resultados, es evidente que, aunque la televisión ya no es la mina de oro que fue para los marketeros, sigue siendo un canal publicitario realmente importante e interesante, sobre todo si se combina con el resto de plataformas mediante una estrategia coordinada y cohesionada.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir