Marketing

Los retos del marketing de influencia y la publicidad nativa

Marketing de influencia y publicidad nativa: ¿está la industria matando a sus únicos aliados?

Los consumidores están hartos de que su opinión no se tenga en cuenta. Parece mentira que, a día de hoy, muchas marcas sigan sin comprender que quieren ser escuchados y dejar de ser bombardeados con ingentes cantidades de publicidad que poco o nada tienen que ver con sus intereses. ¿Aún siguen sin causarle ningún efecto las cifras de ad blocking?

Mucho se ha hablado en la industria publicitaria sobre los ad blockers, el descenso de la visibilidad, el incremento del fraude o la preocupación sobre el brand safety. Un escenario lleno de desafíos en el que la publicidad nativa se ha erigido en poco tiempo como la gran aliada. Y es precisamente sobre esta en el que se ha centrado el último estudio elaborado por IAB Reino Unido.

En palabras de su gerente de políticas públicas, Christie Dennehy, “sería una locura”, que las marcas pensasen que la mejor de las opciones es ocultar su participación en los anuncios realizados con influencers o la publicidad nativa.

“Nuestra investigación ha revelado que los consumidores muestran un gran interés en los contenidos de las marcas cuando este se hace bien y se deja claro su origen”, expresaba en un foro celebrado con motivo de la presentación del citado estudio.

Entre los profesionales asistentes se ha debatido sobre si un exceso de regulación en el marketing de influencia o a publicidad nativa podría ser perjudicial para el entorno. La mayoría de los participantes mostró su conformidad al señalar que el camino pasa por una regulación clara y certera que tenga como principal destinatario de los beneficios al público.

“Si después de leer un contenido descubren que es publicidad es entonces cuando se socava la confianza. Si es un gran contenido se comprometerán con él sin problemas”, afirma señalando que no entiende el motivo por el que una marca querría ocultar su nombre como autora de un contenido de calidad que genera engagement.

Entre las soluciones que se han ofrecido sobre la mesa de este foro se ha visto con buenos ojos el establecimiento de una serie de parámetros estandarizados que permitan la correcta identificación de la publicidad nativa. Algunos incluso no descartaban la inserción del logotipo de la marca autora.

Unos apuntes que a los que no les han faltado detractores. Estos señalan que podría tratarse de una serie de mecanismos demasiado rígidos. Además, se trata de una tarea que requiere de evangelización para que el púbico sea capaz de identificar correctamente los distintos contenidos que consumen.

Lo que sí ha quedado claro es que, sea cuál sea el método, la meta siempre debe ser la transparencia y la calidad tal y como expresaba Kate Hale, directora de medios de comunicación y digital de Kantar Millward Brown. “Si las marcas no obtienen este derecho, y si no proporcionan un valor real, existe el riesgo de que la publicidad nativa no sobreviva”, concluye Hale.

Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir