Marketing

La importancia de los influencers y el contexto en marketing

¿Marketing y rendimiento? La fórmula se completa con los creadores de contenidos

Contenido. Estamos ante uno de los conceptos de moda y lo cierto es que se lo ha ganado a pulso. En los últimos tiempos todo es contenido. Se trata de ser capaces de crear y hacer llegar el de mejor calidad en el momento más adecuado para el consumidor.

El contenido relevante y de calidad se posiciona como el mejor de nuestros aliados a la hora de dar una respuesta certera a la experiencia omnichannel de los nuevos consumidores. Con especial atención a los ya conocidos micro-momentos.

Y es que nos encontramos en un escenario en el que no se trata únicamente de generar valor e imagen de marca. El objetivo, en última instancia pasa actualmente por posicionar nuestras marcas como empresas de medios de comunicación.

La combinación de contenido y contexto del consumidor (apostando por los micro-momentos y estrategias basadas en geolocalización) es el corazón del marketing actual. La industria publicitaria se ha visto obligada a repensar sus bases para atender a las audiencias de forma mucho más específica y personalizada.

Un ejemplo bastante acertado de la idea que queremos hacerle llegar es la última campaña realizada por la NFL. Una acción dirigida a la conexión con los más jóvenes y que muestra de un vistazo cómo trabajar la publicidad para nichos de audiencias segmentados y concretos.

Los resultados de la campaña hablan por sí solos tal y como recogen desde The Drum. La NFL consiguió alcanzar al 70% de los adolescentes estadounidenses y su programa Heads Up Football ha experimentado un incremento en el número de registros del 10%.

Un fiel reflejo de los cambios que se han producido en el comportamiento de los consumidores lo encontramos en la explosión del marketing de influencia. Trabajar con influencers y youtubers se ha convertido en una de las mejores formas para alcanzar nichos de audiencia.

Hablamos de profesionales que suman importantes cantidades de seguidores en plataformas como Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest o YouTube, convirtiéndose en una pieza fundamental de las estrategias de las marcas.

Los influencers se suman a una ya compleja ecuación. Una fórmula en la que aprendemos que el marketing de rendimiento solo activa el pago a un elemento publicitario cuando este contribuye de forma real a las métricas que se han establecido previamente para cuantificar su rendimiento.

La guinda a este pastel corresponde a los ya mencionados micro-momentos. La mayoría de estos son alimentados por los medios de pago y generalmente están basados en la ubicación. Cabe señalar que estos pueden ser generados también por las acciones de los influencers.

Las marcas tienen que acercarse al marketing de contenidos con una mentalidad basada en el contexto. Es la única forma de aprovechar el rico y a la vez complejo paisaje actual. Aproveche el poder de los influencers, céntrese en los micro-momentos y no se olvide de los canales sociales y el comercio electrónico como mecanismos para optimizar y posicionar sus contenidos.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir