Marketing

Mucho cuidado con abusar de las sonrisas falsas en la publicidad: el cerebro del consumidor las caza al vuelo

sonrisaLa sonrisa es uno de los ingredientes favoritos de los publicitarios para “cocinar” los suculentos platos con los intentan deleitar el paladar del consumidor. Sin embargo, ¿cuántas de las sonrisas que vemos en la publicidad son de verdad? ¿No se le antojan algunas de ellas un poco falsas? Probablemente. Y quizás los publicitarios deberían tomar nota de ello a la hora de condimentar con tantas sonrisas artificiales los anuncios.

Según un reciente estudio de la Universidad Royal Holloway de Londres, el cerebro humano es capaz de distinguir a la perfección las sonrisas “prefabricadas”, esas que tan a menudo vemos en la publicidad, de las auténticas.

De acuerdo con este informe, las sonrisas falsas faltan activan el área cerebral responsable de nuestra capacidad para descifrar el significado de las emociones. Por el contrario, las sonrisas verdaderas activan las regiones cerebrales que desencadenan en nosotros emociones de carácter positivo.

Las personas con especial sensibilidad para detectar sonrisas falsas y gestos “prefabricados” en general se sienten muchas veces mejor rodeadas de niños, puesto que, a diferencia de los adultos, los más pequeños no son capaces de enmascarar sus emociones. En cambio, las personas con algún tipo de trastorno psicológico no distinguen en ocasiones lo falso de lo auténtico en lo que a las sonrisas se refiere. Las personas que sufren, por ejemplo, trastorno límite de la personalidad, son incapaces de diferenciar las emociones falsas de las verdaderas, explica el psicoterapeuta Dominik Rosenauer.

Para llevar a cabo este estudio, un equipo de investigadores de la Universidad Royal Holloway de Londres sometió a varios participantes al visionado de una serie de vídeos en YouTube en los que las sonrisas tenían un papel protagonista. La mayoría fue capaz de distinguir en ellos las sonrisas verdaderas de las artificiales.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir