líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Neurociencia, realidad virtual y packaging: ¿puertas al marketing del futuro? #ShopperBrain

brainMarketingDirecto.com está siempre donde se encuentra la noticia y en esta ocasión los aires «marketeros» nos han llevado hasta Ámsterdam. La ciudad de los canales (con el respeto de Venecia) acoge durante los días 15 y 16 de octubre de 2015 el Shopper Brain Conference organizado por la Neuromarketing Science & Business Association (NMSBA).

Una oportunidad de oro para diseccionar (en el buen sentido de la palabra) el cerebro de los consumidores. Estos han cambiado sus hábitos a lo largo de los últimos tiempos: ya no quieren que les vendan sino que su objetivo es comprar siempre dando respuesta a unas necesidades cada vez más cambiantes. Y es precisamente su cerebro donde reside la respuesta.

¿Comprende el contexto de sus consumidores?

Lluís Martínez Ribes, associate profesor en ESADE, ha ofrecido durante su presentación una de las claves en las que hay que profundizar y por la que este medio ha volado hasta Ámsterdam: “debemos comprender la vida y el contexto de nuestros clientes”. Aquí juegan un papel muy importante las emociones ya que es lo que primero se produce en el consumidor y después se da paso a la parte consciente de su cerebro.

Ha llegado el momento de avanzar hacia el futuro ya que conocer las verdaderas motivaciones de los consumidores no es una opción. Pero ¿Cómo es ese futuro?

Ana Iorga, founder of Buyer Brain nos ha ayudado precisamente a hacernos una idea de cómo será ese futuro. Concretamente los supermercados y los beneficios que la aplicación de la realidad virtual tiene en los mismos.

El futuro pasa por la realidad virtual

Técnicas como las gafas de realidad virtual de fabricantes como Oculus o técnicas como el EEG permiten ofrecer una experiencia completamente distinta a la que podemos encontrar en nuestras compras actualmente. Mediante la presentación de un estudio realizado por Buyer Brain (110 participantes divididos en cuatro grupos) se han ofrecido algunas claves.

Uno de los productos utilizados para el estudio fue una marca de cerveza. La marca dobló sus ventas entre los participantes consiguiendo que gracias a estas técnicas hasta un 37% de los mismos se decantase por la marca gracias a la experiencia virtual ofrecida. Resultados que no se reportaron en los grupos que compraron marcas de cerveza tradicional sin la experiencia de la realidad virtual.

“La separación entre el offline y el online es irrelevante ya para el consumidor. Ahora estos se encuentran más influidos por sus semejantes y medios de comunicación social que por la publicidad tradicional”. Se estima que para 2020 el mercado realizará un gasto de 46.000 millones de euros en realidad virtual lo que deja muy claro hacia dónde nos estamos dirigiendo.

¿Aún tiene impacto el packaging?

Por supuesto, en este futuro en el que nos estamos adentrando continúan jugando un papel fundamental factores más tradicionales como el packaging. Sobre el impacto del mismo han hablado en el Shopper Brain, Iris Cremers, european shopper insight manager de Unilever y Wim Hamaekers, managing partner de Haystack Netherlands.

“Muchos consumidores compran un producto en función del primer contacto o primera impresión que este les provoca. Las tiendas se han convertido en un escenario en el que a las marcas cada vez les cuesta más destacar en el cerebro de los compradores debido al exceso de información visual que encuentran”, ha señalado Cremers.

Perdemos mucha información durante las compras ya que nuestro cerebro se ayuda de esquemas y arquetipos que completan la información que recibe para quedarse sólo con aquello que realmente “consigue despertar su atención”.

“Entender al consumidor se ha convertido en algo esencial”, para determinar que despierta su atención. Sólo un 10% se fija en el logo mientras que el color desempeña un papel fundamental como captador de atención. Destacar que el texto apenas genera intención de compra.

El packaging es el rey y se posiciona como uno de los elementos más importantes para los consumidores”, a la hora de tomar sus decisiones de compra. Para mejorar el potencial de este en el Shopper Brain se ha señalado el uso de técnicas como el Eye-Tracking y el EEG para generar engagement o técnicas de GSR (basadas en el tacto) para provocar activación en los consumidores. “Combinar estas técnicas con los factores biométricos es la mejor de la opciones”, para triunfar con el packaging ha concluido Hamaekers.

 

Nueve de cada diez dispositivos Android son potencialmente vulnerablesAnteriorSigueinteEl tamaño de WhatsApp ya no será un problema en su smartphone: todo se podrá almacenar en Google Drive

Noticias recomendadas