Marketing

Neuromarketing o cómo hacer que los clientes nos escojan desde su cerebro #NMWF

neuromarketingConocer al consumidor se ha convertido en una de las mayores prioridades de las empresas y marcas especialmente ante el panorama actual donde cada vez nos encontramos con clientes más informados que saben lo que quieren y no dudan en cambiar si no lo encuentran.

En este sentido, el neuromarketing se ha convertido en uno de nuestros mejores aliados. Conocer a los consumidores como nunca antes lo hemos hecho, desde el foco de sus necesidades e intereses: su cerebro. Pero ¿cómo podemos aplicar el neuromarketing a nuestro modelo de negocio?

La respuesta la encontramos en el Neuromarketing World Forum organizado por la NMBSA que se celebra entre el 25 y el 27 de marzo en la ciudad de Barcelona. Luís Martínez Ribes, associate profesor de ESADE Business School nos ha dado algunas claves en su ponencia “Neuro strategy applied to business”.

¿Cómo debe ser el marketing actual?

Innovar en marketing es ayudar a los clientes que sus procesos como las compras sean más sencillos” ha señalado explicando que “el marketing hoy en día tiene que tener tres roles: hacer de curator, cómo hacer una ingeniería de una solución y cómo, partiendo del storytelling, crear una historia de feelings” mediante la combinación de online y offline.

En un día normal tenemos entre 2.000 y 4.000 impactos” ¿realmente somos conscientes de toda la publicidad que nos bombardea? Partiendo de esta base ha señalado que el marketing se enfrenta a un gran problema: “no le prestamos atención, es demasiado invisible”. “No estamos queriendo llegar a la memorización. Ahora la pregunta es sí nos ven” ha explicado poniendo como ejemplo el filtro de la información selectiva. “El primer reto es conseguir que se nos vea”.

La competencia no es su enemigo ¡Es no aceptar el cambio!

“El principal obstáculo para innovar no es la competencia sino no ver que las cosas están cambiando y normalizar la situación. El marketing va de conseguir fidelizar y generar dinero y esto lo hacemos a través de sus percepciones”. ¿Cómo conseguimos entonces ser la opción preferida de los consumidores?

“La emoción es una información que impacta en el cuerpo” ha señalado Ribes como base de su explicación señalando que el filtro, anteriormente mencionado, se encarga de obviar muchas de las informaciones que nos llegan y no nos interesa. Aquí entran en juego las emociones ya que son las encargadas de romper esos filtros.

Entre el 85% y el 95% de las decisiones que tomamos no las hacemos desde la parte consciente de nuestro cerebro, lo que nos deja una situación en la que conseguir realmente llegar al consumidor es complicado. “Cuando me digas algo dime algo que me interese”, ha recalcado, señalando que no por más notificar vamos a conseguir llegar a los clientes.

Imaginación, su aliado en la predisposición de compra

“La intuición puede ser más efectiva que los modelos racionales” por lo que hay dos formas de entender en neuromarketing: estudios de mercado y estrategias de marketing que plazcan al cerebro humano. Entra en juego un término vital: la imaginación. “No podemos comprar algo sí antes no imaginamos como resultará”.

Generamos más dopamina cuando estamos preparando algo que cuando lo disfrutamos, algo que las empresas de retail deberían tener muy presente ya que la imaginación es uno de los puentes para aumentar la predisposición a la compra.

Nuestro objetivo es ser relevante para los consumidores y la pregunta claves es ¿quién eres tú para mí? “No se trata de las 4P sino que la clave es saber qué rol jugamos en la vida de los consumidores. “Debemos encontrar cuál es la emoción central con la queremos asociar nuestra marca”. “La clave no es tanto la emoción sino crear feelings”.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir