líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ni contigo ni sin ti: el big data despierta sentimientos de "amor-odio" entre los consumidores

Ni lo aman incondicionalmente ni lo aborrecen. Los consumidores tienen una actitud contradictoria hacia el big data. Por una parte, demandan a los marcas anuncios cada vez más personalizados, y por otra, se muestran reacios a entregar a los anunciantes los datos necesarios para hacer una publicidad más personalizada. Ésta es la conclusión de un reciente estudio internacional de Infosys.

Para llevar a cabo el informe, Infosys entrevistó a mil consumidores de cinco países diferentes (Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania y Australia) para determinar sus actitudes hacia la utilización del big data por parte de las empresas en los sectores del retail, los servicios financieros y la salud.

El 72% de los consumidores consultados por Infosys asegura que los emails y las promociones online que reciben por parte de empresas del sector del retail no se ajustan en realidad a sus intereses y necesidades personales.

Además, el 78% admite que estaría más dispuesto a volver a cerrar una compra con un retailer si éste le proporcionara ofertas basadas en sus intereses y necesidades personales. Y el 71% haría lo mismo si los retailers pusieran a su disposición incentivos locales.

¿El problema con el que se topan los retailers para satisfacer las necesidades de sus clientes? Que sólo el 16% de los consumidores está dispuesto a compartir con las empresas información procedente de sus perfiles en los social media, lo que pone las cosas muy difíciles a los retailers a la hora de confeccionar ofertas verdaderamente personalizadas.

En cuanto a los servicios financieros, el 82% de los consumidores consultados se declara a favor de que sus bancos apuesten por el “data mining” para proteger del fraude a sus clientes. El 76% afirma asimismo que se plantearía cambiar de banco si una entidad de la competencia le garantizara mayor seguridad en sus ahorros y datos personales.

En general, el 39% de los consultados describe el “data mining” como un técnica invasiva, pero el 35% cree que es útil, el 32% que es práctico y el 33% que sirve para ahorrar tiempo.

Stephen Pratt, de Infosys, considera que los resultados del estudio constituyen una “llamada de atención” para las empresas, que tienen que comunicar mejor a sus clientes la utilidad que van a dar sus datos personales.

 

Las decisiones de compra de consumidor son las víctimas colaterales de las "tormentas 2.0"AnteriorSigueinte7 consejos para triunfar en la publicidad (y no dejarse la piel en el intento)

Noticias recomendadas