Marketing

¿Nos conocen más los anunciantes que nosotros mismos?

bigdataQue las webs que visitamos rastrean nuestro comportamiento, lo analizan y crean estrategias personalizadas para tratarnos dependiendo de nuestros gustos y necesidades no es ninguna novedad. Pero ante tanta ‘vigilancia’ surge una pregunta: quién sabe más sobre nosotros mismos, ¿las webs que visitamos o nosotros?

Con el fin de dar respuesta a esta peliaguda cuestión, sólo hay que ser un poco observador y fijarse en cómo los banners van cambiando en función de las páginas por las que navegamos. Si por ejemplo entramos en una tienda de e-commerce y después en nuestro correo electrónico los banners de nuestro email mostrarán ropa y complementos similares a los que hemos consultado anteriormente.

Este fenómeno del que muchos internautas ya se habrán percatado tiene nombre y apellido: Big Data. El poder de los datos es enorme y fascinante, y los anunciantes están aprendiendo a utilizarlo para demostrarnos que nos conocen mejor que nosotros mismos.

Pero a pesar de las grandes mejoras que trae el Big Data a las estrategias “marketeras” digitales, muchos anunciantes olvidan que a veces este tipo de publicidad es demasiado agresiva e invasiva, por lo que un buen análisis Big Data carente de la sensibilidad publicitaria no alcanzará el éxito.

Segmentar audiencias y ofrecer publicidad personalizada es un sueño para los anunciantes que buscan así mejorar la efectividad de sus campañas, pero a pesar de los avances tecnológicos y de medición no se puede olvidar que por muy relevante que sea la publicidad, si es intrusiva causará rechazo en el consumidor.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Compartir