Marketing

¿Nos preocupa la privacidad de nuestros datos? Depende de quien los use

privacidad (2)Muchos de nosotros hemos aceptado la nueva realidad sobre nuestra privacidad: las empresas cada vez tienen más datos sobre nosotros. Gracias a las polémicas revelaciones de Edward Snowden ahora sabemos que el gobierno americano es el líder, en lo que a recopilación de datos personales se refiere.

De acuerdo al último informe realizado por McCann, la mayor preocupación de los usuarios no es la cantidad de datos que las empresas puedan tener sobre nosotros sino qué hacen con ellos.

Para los consumidores Twitter y Facebook encabezan la lista de las empresas que vemos como una mayor amenaza para nuestra privacidad. De este estudio se desprende que las personas que perciben Google como una amenaza ha aumentado desde el 18% de 2011 al 32% en 2013.

Cada vez son más los usuarios de Google que ven cómo muchas áreas de sus vidas quedan al descubierto de la compañía, desde Gmail hasta la búsqueda de mapas de Google +. A estas percepciones hay que añadir que en 2012 Google cambió su política de privacidad para poder combinar la información que obtiene a través de diferentes fuentes por lo que posiblemente Google sea el mayor coleccionista de datos del mundo.

Pero hay un gigante de datos que parece extraordinariamente resistente en el shakedown de la privacidad: Amazon. La compañía acumula grandes cantidades de datos personales gracias a las informaciones de las compras y, a pesar de esto, un 47% de los usuarios valoraron positivamente a la compañía en 2013 frente al 34% que obtuvo en 2011. De hecho, sólo el 7% de los consumidores estadounidenses consideran a Amazon como una amenaza en términos de privacidad. La verdad es que los consumidores confían en Amazon, y esta confianza se traduce en afecto hacia la marca.

Hay una distinción simple en la mente del consumidor cuando se trata de estas empresas. En el caso de Facebook y Google, los usuarios consideran que “poseen” sus datos, mientras que entienden que Amazon “utiliza” sus datos.

Al entrar en una nueva era de la convergencia de datos será interesante ver si Amazon puede mantener este aislamiento e imagen frente a los usuarios. Amazon y Facebook anunciaron recientemente una alianza que ofrecerá a los usuarios una página de personalizada para el servicio de e-commerce donde la gente podrá ver recomendaciones de productos de acuerdo a las valoraciones de amigos o en función de sus gustos.

La asociación significa que, con permiso, Facebook ahora tendría acceso a piezas clave de los datos y podría cuantificar el efecto de las recomendaciones sociales a las cifras de ventas.

Es bien sabido que las personas están más dispuestas a renunciar a la información personal si reciben beneficios a cambio, más comúnmente expresadas como descuentos u ofertas. Pero ya que las empresas cada vez compiten para acceder a los datos de consumo, las empresas tienen que reconocer que no todas las compensaciones son iguales.

Por ejemplo, la base de datos de imagen Foap ha creado una plataforma que invita a los consumidores a subir sus fotos, lo que podría ser presentado en la campaña publicitaria de una marca. Los consumidores son compensados económicamente, pero, más allá de eso, la confianza de la marca que ha elegido para mostrar su trabajo.

Empresas como Amazon hasta ahora han navegado con éxito en este entorno, sirviendo como un modelo a seguir en la creación de relaciones sólidas con sus clientes. Pero a medida que los consumidores siguen demandando más a cambio de sus datos, Amazon tendrá que evolucionar su estrategia para que coincida con esas expectativas.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir