Marketing

NUEVAS MULTAS PLANEAN SOBRE EL TELEMARKETING ALEMÁN

Las acciones contra el spam telefónico no se están recrudeciendo sólo en España. En otros países también se están imponiendo multas a las llamadas comerciales no deseadas, como es el caso de Alemania.

Según el instituto de estudios de mercado GfK, en Alemania se realizan unos 300 millones de llamadas no deseadas, las conocidas como cold calls o, en términos más suaves, llamadas no concertadas previamente. Eso supone unas ocho llamadas comerciales no concertadas por hogar y por año. El 86% de los ciudadanos alemanes afirma que este tipo de llamadas le molesta, según una encuesta realizada por la asociación de consumidores de aquel país.

Una situación incómoda para las empresas que utilicen este método de promoción. Sobre todo si se tienen en cuenta las penas a las que se enfrentan. Por un lado, la ley alemana contra la competencia desleal (Gesetzes gegen unlauteren Wettbewerb – UWG) establece multas de hasta 250.000 euros a las empresas que realicen llamadas comerciales sin el consentimiento previo del consumidor y considera estas llamadas una molestia intolerable. Las empresas que realicen llamadas a usuarios que no hayan expresado su consentimiento (opt-in) pueden verse condenadas mediante interdicto prohibitorio o estar obligadas al pago de una indemnización por daños y perjuicios. Sin embargo, las empresas a veces se refugian en la consideración de que es difícil distinguir si las llamadas no deseadas se han hecho con premeditación o por negligencia.

Más allá de esta ley, el gobierno alemán quiere promulgar otra serie de medidas contra las llamadas no deseadas, que incluirían la imposición de multas de hasta 50.000 euros a las empresas que realicen este tipo de llamadas. Además, las empresas que hagan llamadas comerciales con número oculto se enfrentarán a multas de hasta 10.000 euros. Estas medidas entrarían en vigor a principios de 2009.

Además, los contratos que se cierren telefónicamente, incluidos los que hagan las propias compañías de telefonía al abonado con ofertas de modificaciones en el servicio, tendrán un periodo de 14 días para ser revocados. En casos como cambio de compañía, sea telefónica o eléctrica, el acuerdo verbal deberá ser ratificado por un contrato posterior por escrito.

Las asociaciones del sector, como la asociación de marketing de diálogo (Deutsche Dialogmarketing Verband – DDV) y la de telemarketing, Call-Center Forum, afirman que imponer nuevas multas es poco efectivo, además de no ser necesario.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir