líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El nuevo logo de Tokyo 2020, una apuesta por la transparencia y la colaboración

tokyologoLa polémica que se generó hace siete meses tras las acusaciones de plagio del diseño del logo de los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020, que se parecía sospechosamente al del Théâtre de Liège de Bélgica, el comité olímpico decidió dar un giro a su estrategia en un intento por no manchar el evento sin ni siquiera haber comenzado.

Es por esto que se quiso abrir la elección del nuevo logo a toda la población japonesa a través de un entorno colaborativo en el que cualquiera podía enviar sus propuestas de entre las que saldría el elegido.

La transparencia y la colaboración son dos términos que van de la mano en el creciente mundo del social media y en un mundo cada vez más pequeño y ruidoso. La gente desea poder tener opinión sobre las cosas que afectan a la sociedad y desean sentirse partícipes de los procesos de creación de las marcas.

plagio logo

Sin embargo, abriendo estas posibilidades de colaboración se corre el riesgo de recibir ideas que vagamente responden a las necesidades estratégicas de una marca por lo que, la decisión del Comité Olímpico resultó todo un reto que, finalmente acabó siendo una apuesta segura.

El nuevo logo, que nada tiene que ver con el anterior, hace referencia a la cultura japonesa pero sin caer en clichés obvios como incorporar los colores de la bandera o la iconografía del país. En su lugar han optado por remontarse a la tradición nipona con un estampado derivado de una tela típica del siglo XVII y que se fabricaba en la ciudad.

De esta manera, consigue transmitir una sensación de modernidad pero manteniendo fuertes elementos de identidad y cultura del país haciendo que la nueva imagen del evento no solo parezca japonesa sino que se sienta así.

Pero además, la imagen transmite un sentido de la estructura, orden y autocontrol tan propio de la mentalidad y cultura nipona con un toque de evolución, modernidad y dinamismo haciendo que funcione incluso en el mundo digital.

Aunque habrá que esperar a ver la acogida que tiene por parte del público, hay una cosa que podemos aprender de esta iniciativa y es la importancia de invitar a la audiencia a tomar parte en el proceso creativo de las marcas en una apuesta por la transparencia aun con los posibles riesgos que conlleva.

 

Cannes Lions 2016 presenta a sus jurados más femeninos y diversos que nuncaAnteriorSigueinteLa era dorada de los smartphones ¿pasó a la historia?

Noticias recomendadas