Marketing

Las personas mayores sufren el olvido constante de los marketeros

¿Odian los marketeros a las personas mayores?

Ante los cambios irrevocables que se avecinan en la demografía mundial, los marketeros deberían dejar de pensar en millennials y Z empezar a fijarse más en las personas de más de 50 años.

Los anunciantes y los marketeros están ignorando de forma absurda una realidad demográfica que amenaza con explotarles en la cara. Últimamente, ha aumentado la obsesión de estos con los millennials y la Generación Z, pero cabe preguntarse si de verdad fijarse en este target es sinónimo de éxito. Y es que la sociedad está cambiando, la población está experimentando una modificación radical que provocará también cambios económicos: la población se está envejeciendo.

Y parece que ni anunciantes ni marketeros saben cómo enfrentarse a esta realidad, según Createsend.com. La pasada semana, The Wall Street Journal publicó un artículo titulado Elderly in U.S. Are Prohected to Outnumber Children for First Time. En el mismo, el Census Bureau de Estados Unidos señaló que para el año 2035, "la gente con más de 65 años sobrepasará a los niños". Esta es la fotografía con la que acompañaban el artículo:

Pero esa no es la única imagen que se puede encontrar de una persona con 65 años o más. De hecho, no tiene nada que ver con la de algunas celebridades que rondan dicha edad como Oprah Winfrey (64), Pierce Brosnan (64), Meryl Streep (68), Harrison Ford (75), Samuel L. Jackson (68), Helen Mirren (72) o Sygourney Weaver (68).

Y es que la gente de más de cincuenta años es responsable de más del 50% del consumo en Estados Unidos. Si los americanos de más de dicha edad fundaran su propio país, serían la tercera mayor economía a nivel mundial, con más poder que Japón, Alemania o India. Pero, en cambio, tan solo son el target del 10% de la publicidad en este país.

¿Cuál es la razón de esta gran ignorancia? Que los marketeros odian a la gente mayor. Quieren la volatilidad de la juventud, no la estabilidad de la edad. Por ello se han creado todo tipo de estúpidos clichés, porque no se puede construir una carrera publicitaria exitosa escribiendo para "viejos".

Por ejemplo, la cerveza Dos Equis terminó con la estrella de su campaña "The Most Interesting Man in the World" porque era demasiado viejo. Por supuesto, no afirmaron esto directamente, sino que lo camuflaron entre un montón de cuestiones sobre "historias" y "millennials". La evolución fue un desastre y la agencia fue despedida. La lección es que las grandes campañas publicitarias son raras, valiosas, frágiles y fácilmente destruibles. Por ello, si la idea es buena, es mejor no cambiarla.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir