líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las oficinas prepandemia dijeron

MarketingUn cuaderno abierto, un móvil y tres plantas sobre una mesa blanca

La UOC reflexiona sobre las oficinas prepandemia

Las oficinas prepandemia dijeron "Sayonara baby" para saludar a otra era

Las oficinas prepandemia no van a desaparecer, sino que van a mutar en otro tipo de modelos de trabajo más flexibles.

Cuando el coronavirus obligó a implantar el teletrabajo, las oficinas prepandemia quedaron desiertas. Desde ese momento, parte de la población vaticinó su muerte y un futuro muy oscuro. Sin embargo, conforme la pandemia ha ido remitiendo, estamos comprobando que las compañías no están por la labor de continuar con el trabajo desde casa.

Los jefes están deseando que se recupere la normalidad y que sus trabajadores vuelvan a ocupar sus respectivas sillas, pese a la opinión de estos. No obstante, por más que se regrese, puede que a estos espacios se les dé un uso más flexible. Eso, al menos, es lo que afirma Eva Rimbau, profesora de los Estudios de Economía y Empresa de la Universidad Oberta de Catalunya (UOC).

El 69% de los trabajadores remotos se sentirían cómodos al regresar a la oficina, aunque un 80% de los empleados afirma que disfruta trabajando en remoto. «Entramos en la era de la flexibilidad, no hay duda, y las empresas tendrán que adaptarse si quieren contar con los mejores», advierte Manel Fernández Jaria, profesor colaborador de la UOC.

De hecho, un 76% afirma que si tuviera que buscar un empleo buscaría uno con opción de trabajo desde casa. «A las compañías que no se adapten les será difícil atraer talento por no tener una política de conciliación flexible o a medida del trabajador. La gente no querrá trabajar en según qué condiciones», añade Jaria.

Los modelos híbridos, los preferidos por los trabajadores

Muchos estudios pospandemia afirman que los trabajadores quieren seguir haciendo teletrabajo, manteniendo como mínimo un día de remoto. Solo un 12% de los empleados desea trabajar en remoto durante toda la semana y solo un 4% quiere trabajar presencialmente cada día en la oficina.

La opción mayoritaria es la hibridación y la flexibilidad. Teletrabajar dos días (32 %) o tres días (36 %) a la semana es la más popular. En condiciones idóneas mejora el rendimiento un 19% y la calidad del trabajo un 10%, el mismo porcentaje en que sube el orgullo de pertenencia. Así lo señala el estudio ‘Un lugar de trabajo sostenible’.

Para Jaria, las oficinas prepandemia tradicionales coexistirán con otros modelos de organización del trabajo. Entre estos encontramos: coliving, workations, modelos híbridos, semana 2-3, presenciales semanales o trimestrales.

La oficina no morirá, pero sí que mutará. «Habrá empresas con sede propia, totalmente transformada y adaptada a la nueva presencialidad flexible», apunta Jaria. «También habrá empresas con sedes compartidas. Los encuentros de la plantilla se centrarán más en el networking, la inspiración, la convivencia, la formación corporativa o los encuentros puntuales con clientes», explica.

Las claves para que la combinación con el teletrabajo pueda funcionar

Jaria ha ofrecido siete consejos para que las empresas puedan asegurarse de que el teletrabajo funciona de la manera adecuada.

  • Disponer y conocer las herramientas de trabajo ayudará a ganar confianza.
  • Preparar la mentalidad, para conectar con el teletrabajo. «Aprender a ser tu propio jefe es importante para conseguir cerrar la jornada sin sentimiento de culpa«, explica Jaria.
  • Apoyar el diseño del nuevo entorno de trabajo en casa.
  • Aplicar los principios de la ergonomía, para apalancar el rendimiento y cuidar la salud en el trabajo.
  • Aprender hábitos de gestión del tiempo y de manejo de tareas. «Tenemos que ir a la ‘hiperproductividad’ que conecta con hacer las cosas importantes, no se trata de acumular horas sino resultados», dice Jaria.
  • Proporcionar apoyo emocional que potencie la socialización y vinculación con los valores de la organización. El teletrabajo no significa poner barreras a la comunicación.
  • Saber liderar en remoto. «Hay responsables que sienten que han perdido el control. Habrá que ayudarles a entender que todo ha cambiado y que ellos tienen que aprender sobre el nuevo modelo diseñando puestos de trabajo orientados a resultados», explica. «Y, sobre todo, preguntar a las personas cómo se sienten, para saber de qué forma puede ayudarles la empresa», concluye Jaria.

 

Corona levanta un bar de arena en la playa que se precia de ser 100% naturalAnteriorSigueinteEste hermoso spot captura el desasosiego de las personas trans al enfrentarse a entrevistas de trabajo

Noticias recomendadas