Marketing

Parece jovencísimo, pero el influencer marketing tiene canas y arrugas para aburrir

Parece jovencísimo, pero el influencer marketing tiene canas y arrugas para aburrirEl influencer marketing, el mismo que ha conseguido meterse en el bote en un tiempo absolutamente récord a marcas de toda clase y condición, es una fantástica manera de abrirse paso en el corazón y la cabeza del consumidor.

Y pese a que parece a priori que estamos ante una disciplina insultantemente joven, lo cierto es que el germen del actual influencer marketing comenzó a gestarse hace ya unos cuantos siglos.

Sin ir más lejos, en pleno siglo XVIII el famoso alfarero inglés Josiah Wedgwood echó mano de los miembros de la realeza para dar publicidad a sus productos (que fueron famosísimos en su época).

Un par de siglos más tarde, en 1905, el actor estadounidense de cine mudo Fatty Arbuckle se convirtió en la primera celebridad en poner rostro a un producto: los cigarrillos Murad.

Hoy en día el influencer marketing continúa colgado del brazo de “celebrities” (en el sentido tradicional del término) como Selena Gómez, Cristiano Ronaldo o DJ Khaled. Al fin y al cabo, los famosos (los que alcanzan la fama gracias a su profesión) cuentan con millones y millones de seguidores en las redes sociales y se jactan de ser los influencers perfectos.

Sin embargo, y pese a que buena parte del influencer marketing corre a cargo de celebridades al uso, hay también muchísimos influencers (demandísimos por las marcas) que se han tomado de bruces con la fama gracias a plataformas 2.0 como YouTube o Instagram. Es el caso, por ejemplo, de las youtubers Lilly Singh y Michelle Phan.

Y lo cierto es que los famosos nacidos al calor de las redes sociales son tan eficaces o más a que las “celebrities” de toda la vida. No en vano, el 70% de los suscriptores adolescentes de canales de YouTube afirma (sin ningún género de duda) que los influencers son bastante más creíbles que los famosos.

Si quiere conocer más datos sobre la evolución del influencer marketing, no deje de echar un vistazo a esta infografía de NoGRE.com:

Parece jovencísimo, pero el influencer marketing tiene canas y arrugas para aburrir

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir