Marketing

Por qué pensar como un growth hacker le hará triunfar en sus campañas

grwth hackersCualquier marketero sabe que el número de propuestas que se ponen sobre la mesa no tienen nada que ver con las que finalmente se llevan a cabo. Menos de la mitad de las ideas que los marketeros proponen son ejecutadas finalmente. Esto tiene varias explicaciones. Por un lado puede deberse al miedo generalizado al fracaso ya que el presupuesto debe estar justificado con el ROI o simplemente que los peces gordos de la empresa no dan el visto bueno.

Dada esta situación los marketeros deben adoptar el pensamiento de un growth hacker a sus maneras de trabajar para conseguir el éxito de sus campañas. Pero, ¿qué es esto? Se trata de una manera de pensar basada en tres principios: la creatividad, los datos y la curiosidad.

Los canales tradicionales de marketing son mucho más caros ahora de lo que solían ser y, sin embargo, los presupuestos siguen siendo la mayoría de las veces escasos. La solución a este problema pasa por la creatividad. Los growth hackers son realmente creativos en encontrar maneras baratas y de probar nuevas maneras de hacer las cosas. Las campañas de marketing deberían ser siempre el laboratorio de pruebas de futuras ideas.

Los datos cobran extrema importancia. Los growth hackers basan su trabajo en hacer crecer el tráfico, los números y sobre todo los resultados de las campañas. Guardan y analizan toda la conversación e información para obtener resultados, se trata de conocer a los consumidores a la perfección para después medir casi todo.

Analizar los datos procedentes del backend de su site con herramientas como Google Analytics y Google Webmaster Tools así como también aquellos procedentes de otras plataformas digitales y sociales tratando de conseguir una visión global.

El rich data abre un campo de nuevas posibilidades al growth hacker, el truco reside en pensar diferente y saltarse cualquier norma que conozca sobre marketing. Cuestione y pruebe todo y explore lo desconocido, solo así será capaz de identificar las oportunidades.

Es necesario trasladarnos desde una perspectiva de marketiniana a la visión del consumidor, ponernos en su lugar y pensar en vender lo que realmente quieren los consumidores. Un growth hacker es mucho más flexible sobre la idea, producto o servicio que el marketero tradicional, piense en ideas que puede probar en su negocio para aumentar los registros y usuarios, si funciona, piense como expandirla y si no descártela y piense en nuevos enfoques.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir