líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Perdido en el "salvaje oeste" del Big Data? Con esta brújula recobrará el norte

wildwestEnfrentados el Big Data, muchos «marketeros» se sienten como auténticos cowboys en el salvaje oeste, con tiros y flechas viniendo de todas las direcciones. El universo de los datos es tan descomunalmente grande que es muy fácil perder el norte. Para ayudar a los «marketeros» a recuperarlo y a orientarse en el Big Data, la consultora alemana Trommsdorff + Drüner ha publicado una práctica guía que pretende servirles de brújula. A continuación, le ofrecemos las principales claves de esta guía:

1. Sea aventurero. Atrévase a formular las preguntas correctas y obtendrá las respuestas adecuadas.

2. No se adentre en el terreno sin una brújula en el bolsillo. Antes de lanzarse al análisis de datos, los “marketeros” deben tener muy claros cuáles son sus objetivos de marketing y cuáles de ellos son de verdad medibles. Sólo cuando ya se han fijado unos KPIs concretos, es el momento de aventurarse en el terreno de las estrategias.

3. El vino viejo sabe mejor en barriles nuevos. A la tradicional investigación de mercados le sientan como un guante los nuevos datos arrojados por los social media, los motores de búsqueda y las analíticas web.

4. Aprenda a separar los datos de calidad de la “basura”. Antes de tirarse a la piscina del Big Data, es necesario tener muy claro qué datos nos interesan y cuáles no.

5. Fije un campamento base en su camino hacia la excelencia “marketera”. Ese campamento base debe edificarse sobre los pilares de los objetivos de marketing y las métricas sin dejar de lado la creatividad.

6. Tome decisiones en tiempo real. Este tipo de decisiones aumentará exponencialmente la excelencia de sus acciones “marketeras”.

7. Busque el apoyo de sus jefes. Todo proyecto de Big Data que se precie implica cambios y para que tales cambios lleguen a buen puerto, necesitará el apoyo incondicional de los directivos de su compañía.

8. Haga una pequeña demostración del poderío del Big Data. Si los directivos de su compañía no las tienen todas consigo, eche mano de programas piloto para demostrarles de manera definitiva que el Big Data sí merece la pena.

9. Cree un centro de recolección de datos. La selección de las herramientas para recopilar esos datos es el último paso. Primero deberá decidir qué datos merece o no la pena recopilar.

10. Aprenda, aprenda y aprenda. Si aprende las lecciones que los datos están en disposición de ofrecer a su empresa, logrará reducir a largo plazo sus presupuestos «marketeros».

Un diseñador gráfico crea una original tipografía inspirada en el Mundial de Fútbol de BrasilAnteriorSigueinteLa app Yo o el éxito de lo "estúpidamente sencillo" gracias a la viralidad

Noticias recomendadas