Marketing

PLAXO Y FACEBOOK REABREN LA POLÉMICA SOBRE LA PORTABILIDAD DE DATOS

El negocio de la privacidad y el tráfico de datos en internet se encuentra otra vez en el punto de mira. Bajo el cobijo de las redes sociales se amparan detalladísimos perfiles de miles de usuarios y para las marcas eso se traduce en un valor económico potencial muy elevado.

Facebook y Plaxo protagonizan esta vez la polémica, como recoge Francis Pisani en El País y parece que nadie ha evitado posicionarse, cada uno en su bando y nadie a cubierto. La trama empezó porque el ciber-ídolo y visionario de las nuevas tecnologías Robert Scoble decidió probar la nueva aplicación de Plaxo en Facebook, y ésta no era otra que un importador de datos. Facebook prohíbe importar datos de los contactos de que cada usuario posee en la red social a terceros por considerar que viola la privacidad de los consumidores. Así que cerraron su cuenta.

La respuesta por parte de los fans del Scoble no se hizo esperar. Crearon un grupo de apoyo en Facebook y declararon haber donado los datos ellos mismos al gurú. Facebook se vio obligado a devolverle su cuenta pero la pregunta sigue en el aire. ¿De quién son los datos que los usuarios vierten en las redes sociales?

Respuestas a favor y en contra y sutilezas sobre la doble moral de Facebook han sido las posturas. El analista de negocios web Nicholas Carr cree que la portabilidad de datos sin previa autorización y notificación genera desconfianza e inseguridad a los usuarios.

Para el creador de Gmail, Paul Buchheit, la red social hace lo mismo extrayendo datos de Hotmail, Gmail y Yahoo, y estas empresas prohíben expresamente la portabilidad, pero todavía nadie les ha vetado. En la misma línea están las declaraciones de Kara Swisher, columnista del Wall Street Journal, que opina que la privacidad de los datos es su punto débil.

En el lado opuesto está Matthew Ingram de Globe anda Mail, que opina que los datos deberían de poder moverse de una red a otra sin problema y anima a Facebook a sumarse a Dataportability.org cuya filosofía según sus propias palabras es: “Debería de ser posible dejar que la herramientas y empresas de nuestra elección descubran y compartan nuestras identidades, fotos, vídeos y demás forma de datos personales”.

Estas visiones enfrentadas son dos caras de la misma moneda que sólo deja claro que el valor de las redes sociales aumentará conforme más datos tengan para que las empresas los comercialicen, no obstante Facebook ya está valorada en 15.000 millones de dólares.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir