Marketing

Por qué el histerismo por el cambio es el enemigo número uno de los "marketeros"

histerismoEn el vasto universo de la estulticia "marketera" hay básicamente dos tipos de personas. Están las personas que creen que las cosas nunca cambian y que no están dispuestas a modificar un ápice sus anquilosadas estrategias "marketeras" y están, por otra parte, aquellos que están convencidos de que todo, absolutamente todo, está cambiando todo el rato y se aferran a los clichés "marketeros" de moda como a un clavo ardiendo.

Estos dos tipos de personas se equivocan de medio a medio a la hora de hincar el diente al sector profesional que les ha tocado en gracia.

Lejos de ser inmutables, las cosas siempre cambian. Nada en el mundo de los negocios y en cualquier otro ámbito humano puede permanecer igual para siempre. El cambio es a menudo casi invisible, pero eso no significa que no haga de las suyas.

Sin embargo, no todo cambio “cambia absolutamente todo” como tanto les gusta asegurar a las voces más “histéricas” del mundo del marketing.

A los novatos en el universo “marketeros” se les reconoce o bien por su alergia al cambio o bien por su histeria a la hora de relacionarse con las transformaciones. De todos modos, el cambio no es nada nuevo. Es algo que siempre está y estará a nuestra vera, explica Bob Hoffman en su blog The Ad Contrarian.

En la actualidad la histeria a la hora de abordar los cambios es la predominante en el mundo “marketero”. No hay más que echar un vistazo a los congresos y bestsellers “marketeros”.

Los histéricos creen que todo lo que sucede delante de sus narices es absolutamente sísmico y radical y que cualquier cosa anterior es irrelevante e insignificante.

El número de artículos, conferencias, libros y charlas que gritan a los cuatro vientos que “todo está cambiando” y que animan a los “marketeros” a hacer suya la última tecnología de nuevo cuño es verdaderamente opresivo.

¿El problema de estos “histéricos? Que han sobreestimado el apetito de los consumidores por el cambio y han infravalorado simultáneamente su apego, que lo siguen teniendo, a los hábitos tradicionales de consumo.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir