Marketing

Por qué los marketeros deberían prestar más atención de la que prestan a "esos locos bajitos"

niñosEs una escena que vemos casi todos los días en los supermercados: la de padres y madres yendo de compras con sus hijos. Pero, ¿hasta qué punto influyen los niños en las decisiones de compra de sus padres? Hasta límites insospechados. Así lo concluye al menos un reciente estudio internacional del conglomerado de medios Viacom Media Networks.

Ya sea comprando juguetes, ropa o alimentación, los niños tienen una enorme influencia en las compras de sus padres. Incluso en la compra de automóviles y en la reserva de vacaciones los niños tienen un impacto más que notable en las decisiones de sus progenitores.

A continuación, y apoyándonos en las conclusiones del informe de Viacom Media Networks, desgranamos las razones por las que los marketeros no deberían perder de vista a los niños como público objetivo:

1. Los niños intervienen de manera activa en las decisiones de compra
El 98% de los pequeños de entre 6 y 13 años participa en las decisiones de compra, llegando en ocasiones a tomar este tipo de decisiones en solitario. Los padres tienen muy en cuenta el parecer de sus hijos a la hora de comprar juguetes (88%), ropa (79%) y destinos de vacaciones (79%).

2. Los padres confían en sus hijos a la hora de tomar decisiones de compra
La relación entre padres e hijos es visiblemente más estrecha que en generaciones anteriores y por eso los primeros se toman también mucho más en serio las opiniones de los segundos a la hora de tomar decisiones de compra. 9 de cada 10 padres admiten tener muy en cuenta estas opiniones. El 39% confiesa incluso que en algunos ámbitos de compra sus hijos disponen de más conocimientos que ellos mismos.

3. Los niños tienen poder adquisitivo
La confianza que depositan los padres en sus hijos hace que el poder adquisitivo de “esos locos bajitos” sea más grande que nunca. Al fin y al cabo, la “paga” de los niños es cada vez más generosa.

4. El poder del “boca a boca” es tremendamente fuerte
Los niños no son nada tímidos a la hora de expresar sus necesidades materiales. El 87% habla alto y claro con regularidad sobre las cosas que le gustaría poseer y 7 de cada 10 padres admiten que sus vástagos tienen una fuerte influencia en sus decisiones de compra.

5. La publicidad televisiva tiene muchísima influencia
Pese a que la televisión anda supuestamente de capa caída entre los más pequeños de la casa, lo cierto es que la publicidad de la pequeña pantalla echa hondas raíces en la memoria de los niños (y de sus padres). El 80% de los niños dice hablar a menudo con sus padres sobre la publicidad televisiva.

Para llevar a cabo su estudio, Viacom Media Networks entrevistó a 3.600 niños de entre 6 y 13 años procedentes de seis países diferentes: Bélgica, Dinamarca, Alemania, Holanda, Polonia y Suecia.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir