líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué en 2021 los marketeros deberán tener más paciencia que el Santo Job

MarketingLa paciencia, la aliada de los marketeros en tiempos de COVID-19

La paciencia, compañera de fatigas de los marketeros en 2021

Por qué en 2021 los marketeros deberán tener más paciencia que el Santo Job

Puede que la paciencia tenga poco "sex appeal" y no figure en ningún manual de marketing, pero a ella deben encomendarse en los tiempos que corren los marketeros.

Todo año nuevo (y 2021 no es una excepción a la norma) trae bajo el brazo una auténtica plétora de resoluciones y predicciones para los marketeros. ¿Qué tecnologías deberán tener los marketeros en el radar durante los próximos meses? ¿En qué target deberán clavar la mirada? ¿Qué canales serán sus inseparables compañeros de fatigas?

Sin embargo, ¿hasta qué punto sentido que los marketeros jueguen a ser futurólogos? Puede que hacer pronósticos les ayude de alguna manera a mitigar su zozobra, pero ¿cuántas de las predicciones formuladas hace un año terminaron haciéndose realidad? Pocas, muy pocas. La pandemia hizo trizas las profecías de los marketeros en 2020 y lo hará probablemente también este año.

El coronavirus dio una dramática giro de guion a nuestras en vidas en 2020 y no sabemos a ciencia cierta cuándo nos permitirá recuperar la anhelada normalidad (que quizás hayamos perdido para siempre).

Y aun así, y en un mundo que cabalga a lomos de la incertidumbre, las personas (y también por supuesto los marketeros) buscan denonadamente certezas.

No obstante, más que de las certezas (buscadas y no halladas) en la era inaugurada por el COVID-19 somos deudores sobre todo y ante de la paciencia, explica Tim Keller, en un artículo para Horizont.

Puede que la paciencia tenga poco «sex appeal» y no figure en ningún manual de marketing, pero a ella deben encomendarse en los tiempos que corren los marketeros, los mismos que otrora cancelaban a la primera de cambio cualquier campaña que no se tradujera en un aumento casi inmediato de las ventas o de cualquier otra métrica.

Es cierto que, cuando se toparon de bruces por primera vez con la pandemia, los marketeros tuvieron que hacer gala una virtud completamente opuesta a la paciencia: la agilidad para afrontar cambios con los que nadie contaba.

Pese a su mala prensa en la arena en el marketing y la publicidad, lo que la industria necesita ahora es paciencia

Pero una vez superada la primera fase de la pandemia, la agilidad pasó a un segundo plano para ceder de nuevo todo el protagonismo a la paciencia, vital cuando cunde aún la incertidumbre en torno un virus que, con múltiples ases bajo la manga en forma de nuevas cepas y retrasos en las vacunas, se resiste a caer derrotado en el campo de batalla.

Lastrados por nuestra orfandad de normalidad, no nos queda otra que esperar. El marketing, al que tan frenesí se le exigía hasta hace no mucho, debe enarbolar ahora la bandera de la paciencia.

Y lo cierto es que la paciencia les sienta estupendamente a las marcas. Apple y Nike son dos fenomenales ejemplos de que esperar merece a veces definitivamente la pena.

También el celebérrimo Harry Potter de J.K. Rowling fue rechazado hasta doce veces antes de convertirse en fenómeno literario de dimensiones planetarias. Y la magnífica novela Gambito de dama tardó igualmente 36 años en estar en boca de todo el mundo gracias a su exitosa adaptación por parte de Netflix.

Los casos expuestos más arribas son por supuesto ejemplos muy específico, pero 2020 fue un año muy especial y los marketeros necesitan inspirarse también en casos especiales.

2021 brinda a los marketeros la oportunidad de reconciliarse con la paciencia. Al fin y al cabo, la paciencia es a menudo el cabo suelto de no pocos procesos de transformación. Y quizás para moverse hacia delante haya que hacer de vez en cuando una pausa para tomar impulso, concluye Keller.

 

5 maneras de azuzar la menguante motivación en tiempos de pandemiaAnteriorSigueinteIggy Pop muestra su lado más salvajemente sostenible en este loquísimo spot

Contenido patrocinado