Marketing

¿Por qué el propósito de marca es tan atractivo para las compañías?

Propósito de marca: cuando prima lo que el marketero (y no el consumidor) quiere

Bob Hoffman analiza, desde el punto de vista marketero, la nueva y polémica campaña de Nike protagonizada por el deportista Colin Kaepernick.

Propósito de marca: cuando prima lo que el marketero (y no el consumidor) quiereDesde que Nike lanzó su nueva campaña protagonizada por Colin Kaepernick, el jugador de fútbol americano que generó polémica tras quedarse sentado mientras sonaba el himno nacional en rechazo de la brutalidad policial hacia la comunidad negra, la marca se ha convertido en la protagonista de los medios y las redes sociales.

El claro posicionamiento de la marca, con el eslogan “Cree en algo. Incluso aunque eso signifique sacrificar todo”, dio pie a una oleada de críticas que se tradujeron en usuarios subiendo vídeos a las redes en los que quemaban prendas de Nike.

Pero también generó alabanzas por parte de muchos consumidores que aplaudieron el gesto de la compañía y su implicación en temas sociales de enorme importancia en Estados Unidos. De hecho, la controversia, lejos de perjudicarle, ha provocado un aumento de sus ventas online de un 30%.

Y si las opiniones de los consumidores son muy variadas, también las de los expertos. Bob Hoffman es uno de los detractores del anuncio y así lo ha hecho saber a través de su blog en donde califica el spot de “cliché”.

“Nike está haciendo un flaco favor a la gente, sobre todo a las minorías, a los jóvenes y a los pobres, al venderles tenis a través de la fantasía de que deben sacrificar todo y ser los próximos LeBron James o Serena Williams. No pueden porque son uno entre un millón”, afirma Hoffman.

Dejando la cuestión política a un lado, el famoso Ad Contrarian, analiza el propósito de marca que Nike ha llevado al extremo preguntándose por qué se ha convertido en algo tan atractivo para las compañías.

“La verdad es que hay muy pocos en publicidad o marketing que estén orgullosos de ser vendedores. Les encanta el propósito de marca porque les eleva a un estatus de virtud social. Parece que es más respetable y placentero apoyar una causa noble que vender productos”, explica.

Y señala que en marketin no hay “nuncas” o “siempres”, hay probabilidad y, en este sentido es más probable que la mayoría de consumidores compren por comodidad y funcionalidad que por ideología o filosofía de marca.

“Cuando empiezas con lo que el consumidor quiere acabas teniendo buenos productos y servicios. Cuando empiezas con lo que el marketero quiere acabas teniendo propósito de marca”, concluye.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir