Marketing

Así han sido los prósperos 10 años de Primark en España

 

En mayo de 2006, meses antes del comienzo de la recesión económica española, la cadena textil irlandesa abría su primera tienda en España. Diez años después, el mercado español se ha posicionado como el segundo de la firma, por detrás de Reino Unido.

Gracias a unas estrategias de venta (algo extremas), y unos precios asequibles para todos los bolsillos, Primark se ha situado como una de las más grandes firmas, no solo en España, sino a escala global. A continuación se muestran los datos recogidos en nuestro país en sus diez años de actividad, publicados en El Economista.

La empresa de moda a precios asequibles logró arrebatar a Zara el primer puesto en número de clientes, ardua tarea considerando que el gigante de Inditex le supera en número de tiendas del orden de diez veces.

En nuestro país, la compañía es a su vez líder en número de prendas vendidas, logrando una cuota de mercado del 8,4%. La percepción de moda low cost y de “usar y tirar” ha ido variando lo largo de la trayectoria de la empresa en España, acercándose cada vez más a una imagen más sofisticada.

Actualmente, la firma cuenta con 41 establecimientos a escala nacional, siendo el de Gran Vía el más destacado tanto por su emblemática ubicación como por ser la superficie comercial monomarca más grande de España, contando con 12.400 metros cuadrados dedicados a la venta.

Primark tiene como objetivo de cara a los próximos años duplicar su tamaño en nuestro país, mediante la apertura de nuevas tiendas y la ampliación de las que ya posee, declaraba Paul Marchant, su consejero delegado.

En 2015, los españoles gastaron de media 437 euros en ropa por 34 prendas, 146 euros menos de lo que consumían quince años antes, aún adquiriendo el mismo número de artículos. Esto implica una reducción de cinco euros por prenda aproximadamente desde 2001, según datos de la consultora Kantar Worldpanel.

Esta disminución en el valor pecuniario por producto del sector textil ha ocasionado pérdidas notables en el sector, habiendo facturado en 2015 un 31% menos que en 2005, lo que constituyen pérdidas por valor de 6.000 millones de euros.

A pesar de estas alarmantes cifras, y sacando provecho de la devaluación estimada por prenda, Primark, sigue considerando que el mercado español posee un gran potencial de crecimiento, y por tanto continúa apostando por la expansión en nuestro país.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir