líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing

Publicidad falsa de videojuegos

Publicidad engañosa de videojuegos: ¿Por qué hay cada vez más anuncios falsos?

kyaooo.net hace un extenso resumen del vídeo de YouTube de BaityBaitque que denuncia los vídeos con publicidad falsa de juegos para móviles.

Un youtuber ha hecho viral un vídeo sobre este tipo de anuncios: prometen la descarga de juegos que decepcionan al usuario pero le permite ganar más popularidad a las desarrolladoras. ¿El ilegal? ¿Qué problemas conlleva? Todas las respuestas, en este artículo.

No hace falta ser un gamer profesional o aficionado para verse tentado diariamente por anuncios fabulosos de videojuegos que luego no son lo que parecen. Llaman nuestra atención con efectos, música y gráficos que distan mucho del juego real que descarguemos a través de dicho anuncio.

Si bien la ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuario señala que “la oferta, promoción y publicidad de los bienes o servicios se ajustarán a su naturaleza, características, utilidad o finalidad y a las condiciones jurídicas o económicas de la contratación”, ciertas desarrolladoras conocen “trucos” para eludir esta norma.

Y es que cuando se trata de publicidad engañosa, ningún producto o servicio escapa de ella. En el caso de los anuncios de videojuegos falsos, bastará con descargar uno para comprobar que las funciones, efectos e imágenes del videojuego anunciado, no tiene nada que ver con el real. Nuestra descarga sólo ha servido para que la desarrolladora consiga más popularidad y gane compradores potenciales de otros juegos.

Este artículo de kyaooo.net hace un extenso resumen del vídeo de YouTube de BaityBaitque que denuncia los vídeos con publicidad falsa de juegos para móviles y nos brinda las respuestas a todas las preguntas sobre el tema.

Un usuario decepcionado, sigue siendo usuario potencial

Pero, ¿por qué las desarrolladoras hacen estas prácticas? Las descargas de videojuegos son un negocio que mueve miles de millones de dólares y esta es una vía para engordar esa cifra. “Se calcula que en torno a un 10% de los usuarios que instalan el juego van a terminar haciendo compras ‘in-app’”, explican los especialistas de kyaooo.net.

Sin embargo, considerando la inversión que requieren, un 10% no es realmente significativo. Hay otras razones.

En primer lugar, este tipo de videojuegos resulta aburrido para la mayoría de los gamers pero es muy efectiva para atraer a un público que acostumbra a realizar compras en los videojuegos. Por otro lado, cada descarga permite a las desarrolladoras posicionarse en el ranking de los videojuegos más descargados. Esto “genera más descargas y más popularidad”, explican desde kyaooo.net. “Aunque después muchos de estos usuarios califiquen el juego de forma negativa y desinstalen el juego”, aclaran.

Sobre la legalidad de los anuncios falsos

Tanto la ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuario como algunas otras normas nacionales e internacionales, llevarían a calificar como ilegal esta práctica.

Pero hecha la ley, hecha la trampa: “algunas de estas compañías realizan una especie de truco donde te ofrecen al menos 20 segundos en un minijuego similar al que ofrecen en la publicidad, mientras que el resto de las horas del juego son una estafa”, explican los especialistas.

De esta forma, han conseguido su objetivo al mismo tiempo que resguardaron su seguridad y evitaron denuncias.

Está claro que la legislación en materia de publicidad en internet avanza con menos velocidad que los anunciantes y que aún existen vacíos legales que deberían cubrirse pronto, para la tranquilidad de los usuarios y anunciantes.

¿Hay alguna forma de evitar estos anuncios?

Los app-block permiten evitar gran parte de este tipo de anuncios. Sin embargo, para las personas que desean estar actualizadas sobre los nuevos y reales videojuegos que circulan en el mercado, al utilizar estos bloqueadores, también estarán resignando la posibilidad de enterarse cuanto antes de dichos lanzamientos.

En general, los usuarios tienen la posibilidad de denunciar este tipo de anuncios y, de esta forma, evitar su proliferación. También es posible hacer comentarios en la página de descargas, valorando negativamente y explicando las razones para que otros usuarios no caigan en la estafa. En algunos casos se ha conseguido que el juego ya no esté disponible para la descarga.

Para videojuegos reales, siempre mejor en la página oficial

Las recomendaciones de los sitios especializados y gamers famosos suelen ser un buen punto de partida para informarse sobre nuevas opciones. Pero, en general, debemos dirigirnos a las páginas oficiales para cursar la descarga sin sorpresas. Ni siquiera Play Store y App Store están libres de anuncios y videojuegos falsos.

De esta forma, evitamos malware y muestras gratuitas que no son más que un “disfraz” de cookies para rastrear nuestras preferencias de consumo para después llenarnos de publicidad.

¿Cómo saber si es una página oficial y/o confiable? Una buena opción es ver el certificado SSL de la página web, que suele identificarse con el símbolo de candado en la barra de navegación.

También es aconsejable tener un buen antivirus y no desactivarlo aun cuando durante la instalación se nos anime a hacerlo. Los app-block, firewall o cortafuegos, también son una buena defensa y siempre podemos personalizar el nivel de seguridad que deseamos.

Videojuegos: De revolución cultural a negocio multimillonario

Resulta sorprendente que un negocio tan fructífero como los videojuegos recurra a la publicidad engañosa, considerando que – según un estudio de DFC Intelligence – existen cerca de 3.1 mil millones de personas que consumen habitualmente algún tipo de juego de video: casi el 40% de la población mundial.

Solo en Europa hablamos de unos 668 millones de gamers. Se trata de una verdadera revolución cultural que genera ganancias multimillonarias tanto a las desarrolladoras como a las empresas de publicidad y marketing asociadas.

Pero aun en un negocio de tales magnitudes, como consumidores y usuarios, siempre estamos en el derecho de decidir sobre los contenidos y productos que elegimos. Todo está en informarse y seguir disfrutando de nuestra pasión por los videojuegos sin ser bombardeados por faltos anuncios y estafas.

La solución de IDs de Adform obtiene resultados extraordinarios y aumenta los ingresos de los publishersAnteriorSigueinteMi Querido Watson cumple 15 años apostando por Cocreativity como filosofía

Noticias recomendadas