Marketing

Marketeros contra científicos: la batalla de los datos

¿Pueden acabar reemplazando los científicos de datos a los marketeros?

Cada vez más compañías confían en los científicos de datos para impulsar sus estrategias de marketing. ¿Pueden acabar reemplazando a los marketeros?

datosEl valor de los datos se ha vuelto incalculable en los últimos años. Cada vez más marketeros confían en ellos su estrategia de marketing y sus beneficios son obvios, pues pueden impulsar las ventas e influir en las decisiones de compra. Muchas compañías, en consecuencia, están invirtiendo grandes cantidades de dinero en contratar equipos de científicos de datos, capaz de recolectarlos y analizarlos.

Para seguir siendo competitivos en esta nueva realidad, los marketeros están intentando hacer absolutamente de todo para mantenerse al día, aprendiendo a mejorar sus campañas a través de los datos y la analítica.

Un estudio demuestra que las compañías planean invertir menos en sus presupuestos de marketing para reforzar sus análisis. Durante los próximos tres años, el porcentaje de presupuesto que se trasvasará aumentará del 5,8% al 17,3%, con un crecimiento del 198%, según Adweek.com. Unos datos más preocupantes (pero menos sorprendentes) si se tiene en cuenta que tan solo un 1,9% de los marketeros afirma tener el talento suficiente para liderar el marketing analítico.

De ahí surge la cuestión: ¿Reemplazarán los científicos expertos en datos a los marketeros en un futuro no muy lejano? Antes de contestar a esta crucial cuestión, es necesario acudir a las áreas de marketing dónde más están ayudando los datos.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que los ejecutivos no quieren escuchar más pensamientos u opiniones por parte de los marketeros. Quieren hechos, información. Y la única forma de saber algo certero sobre un comprador es utiliando sus datos. Por ejemplo, utilizando el social media listening se pueden obtener importantes datos sobre el comportamiento de los consumidores que pueden ser recolectados y analizados.

Al mismo tiempo, los datos permiten medir los resultados de una campaña de marketing desde el principio hasta el final. De esta forma, se pueden comprobar si se cumplen o no los objetivos propuestos. Incluso se pueden resolver todos los problemas en tiempo real. Esto permite a las compañías crear contenido más poderoso y acudir a la base del funnel de ventas.

Para llevar a las campañas al siguiente nivel, existe el análisis predictivo. Este permite, con tan solo ver cómo se ha comportado un consumidor en el pasado, prever cómo se comportará en el futuro, cuál será su siguiente paso. Y se pueden construir campañas en torno a ello. Ahora bien, se trata de sistemas altamente sofisticados que necesitan científicos entrenados que los creen, implementen y analicen.

Una vez dicho todo ello y demostrado el valor de la data para el marketing, toca responder a la pregunta. ¿Pueden los marketeros convertirse en expertos en data o deben los ejecutivos contratar a científicos para desarrollar sus campañas?

La respuesta es sí, en los dos casos. Los marketeros deben aprender a leer y analizar los datos, dejando al margen todas sus tácticas de la vieja escuela para interesarse por las nuevas e innovadoras tecnologías. Mientras, los científicos pueden, gracias a su conocimiento, introducirse en los equipos de marketing, en posiciones de liderazgo, para mejorar su rendimiento.

Pero, por supuesto, para las compañías pequeñas esto es prácticamente un imposible, al igual que para la mayoría de agencias de marketing. En este caso, los ejecutivos seguirán esperando que los marketeros sepan utilizar la data para llevar al cielo sus estrategias.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir