Marketing

¿Cómo pueden los marketeros arreglar una industria evidentemente rota?

arreglarA lo largo de los últimos meses hemos visto numerosas evidencias de que la relación entre los anunciantes y los consumidores está cada vez más resquebrajada sino rota ya.

Las frustraciones de los consumidores ante la avalancha de mensajes publicitarios han dado lugar a que el 92% de los usuarios sopesen la posibilidad de utilizar los ad blockers.

Además, el incremento de la preocupación sobre la privacidad de los datos y la creciente desconfianza hacia los marketeros no hacen más que empeorar la situación.

El mundo digital ha cambiado de manera radical en los últimos tiempos pasando de comunicarnos en 140 caracteres a solo hacerlo mediantes fotos o vídeos de apenas 10 segundos que se destruyen en pocas horas, sustituyendo la televisión por el contenido en streaming y los ordenadores por los aparatos conectados.

Y los marketeros han tenido que lidiar, no sin problemas, con esta nueva situación y los cambiantes hábitos de los usuarios. Sin embargo, sus esfuerzos de poco han servido para restablecer una relación continuamente vapuleada.

Por lo tanto, ¿cómo puede la industria reconstruir la publicidad? Frank Addante, CEO y fundador de Rubicon Project nos ofrece las claves en AdAge.

El primer paso se fundamenta, según Addante, en el necesario cambio de mentalidad de los profesionales del sector sobre el problema. Y es que, en un mundo conectado, el mundo publicitario debe girar en torno a un participante silencioso: el consumidor.

Un consumidor que es respetado y protegido, cuya privacidad es preservada y al que se le muestran solo anuncios que elige ver porque la publicidad es un servicio informativo.

Por lo tanto, solo tratando al consumidor como un socio, dándole el control de su experiencia, información y privacidad, descenderán las cifras de ad blocking y aumentará la confianza de los consumidores en las marcas.

Así, es hora de dejarse de lamentos y comenzar a adoptar una nueva mentalidad pues, mientras la industria, las tendencias y los consumidores cambiaban, los profesionales se estacaban en un modelo que hasta entonces "funcionaba".

Sin embargo, ahora, la publicidad tal y como la conocemos está más que rota y para arreglarla hay que empezar por poner siempre al consumidor primero.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir