Marketing

Growth hacking, la nueva estrategia en marketing online

¿Qué es el growth hacking y por qué es necesario en una empresa?

Una de las ventajas del growth hacking es que muchas de las técnicas que se ponen en marcha son aplicables a cualquier negocio, sin importar su tamaño y sus condiciones

¿Qué es el growth hacking y por qué es necesario en una empresa?

En los últimos años se habla mucho del growth hacking, una estrategia dentro del marketing online que parece va a revolucionar esta disciplina. Sin embargo, el de growth hacking es un concepto que todavía es desconocido para muchos de los interesados en el marketing.

Sin entrar mucho en detalles, el growth hacking es una tendencia que engloba procesos, programación y estrategias de marketing que se comenzó a adaptar en startups para maximizar su crecimiento, incrementando el número de usuarios con una inversión y esfuerzo mínimos. Una de las ventajas del growth hacking, razón por la que ha alcanzado tanta fama, es que muchas de las técnicas que se ponen en marcha son aplicables a cualquier negocio, sin importar su tamaño y sus condiciones.

Los profesionales que hacen growth hacking se denominan growth hackers, y normalmente, están a medio camino entre especialistas en marketing y programadores, pues dominan ambas disciplinas, de modo que no existe como tal una formación específica para convertirse en growth hacker.

En esta nueva forma de hacer marketing online combinada con la programación y el análisis de datos, lo más deseado es encontrar profesionales que tengan siempre en el foco el crecimiento de la base de usuarios del producto que se ofrece. Los growth hackers son, por tanto, personas que están en constante búsqueda de ideas y tácticas para conseguir la escalabilidad del producto.

¿Qué cualidades debe poseer un growth hacker?

Además del conocimiento técnico requerido para esta labor, es decir, una buena base de conocimientos informáticos y conocimiento sobre la situación del marketing online, estos profesionales deben ser personas curiosas, analíticas, innovadoras y creativas.

Si bien estas son las cualidades básicas para avanzar en el mundo del growth hacking, también son bienvenidos otros aspectos como la agilidad o la multidisciplinariedad. La multidisciplinariedad viene ya por defecto, pues se consigue con curiosidad, capacidad analítica y ganas de avanzar y seguir formándose.

Cuando hablamos de agilidad nos referimos a que es bienvenido que estos profesionales sean capaces de modificar sus estrategias cuando prevén algún cambio de tendencia en la promoción de sus productos o servicios, para adaptarse a esa nueva realidad que impone el mercado.

Sin conocer el mundo de internet y las diferentes metodologías de marketing digital, alcanzar la máxima rentabilidad posible de una inversión publicitaria no es fácil, como afirman en la agencia de marketing online Casals Online.

¿Cómo incrementar el growth hacking en las empresas?
En primer lugar, es importante contar con profesionales que cumplan con el perfil anteriormente descrito, de lo contrario será imposible introducir estas dinámicas en la empresa.
Conseguido esto, es el momento de definir bien el servicio o producto a ofrecer a los clientes y los usuarios potenciales. A partir de ahí, identificar las ventajas y los puntos fuertes frente a la competencia, para atraer usuarios. La viralidad es un aspecto que juega un papel clave, pues con ella se puede fidelizar a los clientes potenciales. El último paso es el de realizar mediciones, escalar resultados y trabajar en la investigación de nuevas estrategias para aumentar esos resultados.

Algunas ideas para implementar growth hacking en las empresas
Muchos definen al growh hacking como esa serie de técnicas dentro del marketing online que se basan en conseguir grandes resultados invirtiendo para ello presupuestos irrisorios.
Por supuesto, esta definición admite escalabilidad, de modo que sería algo así como conseguir resultados muy satisfactorios invirtiendo el presupusto que sea, es decir, altos niveles de respuesta y conversión por parte de los clientes.

Las estrategias para implementar growth hacking en la empresa, sin atender al tamaño de la misma, pasan por hacer un buen trabajo de blogging, dominar las redes sociales ofrecer contenidos gratuitos y descargables en la web o desarrollar una estrategia adecuada de email marketing.

No obstante, no son solo estas las únicas ideas para mejorar la tasa de conversión en la captación de clientes. El modelo freemium vs premium es una opción a la que acuden cada vez más empresas. Consiste en captar usuarios de manera gratuita para que una vez que lo utilicen puedan acceder a beneficios exclusivos a cambio de un pago extra.

Algunos ejemplos de freemium vs premium son los que ofrecen Spotify, que en la cuenta premium evita la publicidad para esos usuarios, o los de las plataformas de contenido por streaming, que ofrecen periodos de prueba gratuita.

Nota de prensa

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir