Marketing

Cómo aprovechar el smart data

¿Qué es y qué supone el smart data?

El smart data hace referencia al procesamiento de la información recogida, pudiendo resultar muy útil combinado con otras estrategias de marketing.

Desde hace no pocos años se habla sobre el big data como la gran revolución en gran parte desencadenada por el uso y popularización de internet -y más tras lo que han supuesto fenómenos como los smartphones o el uso masivo de plataformas como las redes sociales-, el concepto que comienza a estar en boca de todos en la actualidad es el de smart data.

Esta nueva manera de adjetivar a los datos o cambio de "apellido" se refiere principalmente a la forma de tratar y procesar la información una vez recogida. El valor real de los datos no tiene tanto que ver con el "big", aunque sí es cierto que el hecho de que la cantidad de datos sea representativa será indispensable para la extracción de conclusiones. Sin embargo, contar con una cantidad apabullante de datos sin procesar, sin que conozcamos su detalle o su alcance sirve casi tanto como no tener ningún dato en absoluto.

La recolección de datos requiere de manera indispensable cierta inteligencia de negocio y su procesamiento si nuestro objetivo es tener un verdadero valor del que sacar partido. Mediante disciplinas como la del smart data, tendremos el conocimiento necesario para elaborar estrategias de negocio apoyadas en perfiles de información sobre clientes, ventas, rendimiento de productos y servicios, localización geográfica, etc. Este último caso es el que da lugar a disciplinas como la del geomarketing: la combinación de la inteligencia de datos y de negocio con la localización en el espacio para ayudarnos en estrategias como el lanzamiento de nuevos productos y servicios, la expansión de la red de puntos de venta o la distribución de publicidad.

Smart data y automatización de procesos

A día de hoy existen soluciones de software preparadas para recoger un elevado volumen de datos que deriven de cualquier actividad humana, llevando a cabo además su análisis exhaustivo.

El punto de vista humano seguirá siendo imprescindible para la completa optimización de estas soluciones, y más concretamente de la información a extraer. Para llevar a cabo el análisis en profundidad será necesaria la intervención de un consultor, pero existen ya procesos de automatización mediante los cuales aislar y extraer información en tiempo real sobre aquellas actividades que generen datos.

Aplicar el smart data a tu negocio será siempre un acierto en cualquier sector

El smart data tiene aplicaciones e implicaciones casi infinitas, especialmente en combinación con otras disciplinas. Si por ejemplo combinamos el smart data con el geomarketing, el resultado puede ayudarnos a tomar decisiones como dónde abrir un nuevo local para expandir nuestro negocio o en qué ciudades tendrán mejor acogida nuestros productos. También podrá ser clave a la hora de poner en marcha una estrategia de buzoneo o publicidad directa.

Nota de prensa

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir