Marketing

QUÉ HACER SI SE ENTRA EN UNA LISTA NEGRA

Desde que el bloqueo de correos no deseados se ha convertido en norma, las listas negras contra el spam son cada vez menos visibles. Sin embargo, de vez en cuando aparecen empresas que se encuentran con que se les ha incluido en una lista negra como spammer.

Ante esta situación se pueden emprender distintas soluciones, aunque las más habituales entre las empresas no son las más adecuadas: algunas ignoran el bloqueo, otras cambian de servidor, solicitan que se les borre de la lista o envían un escrito legal solicitando de la empresa responsable de la lista que desista del bloqueo. Sin embargo, lo más importante es que la empresa comprenda el funcionamiento de la lista y las razones por las que ha sido incluida en ella.

Lo primero que hay que saber de una lista es cuál es su finalidad; algunas se diseñan para problemas muy específicos y salir de ellas puede ser cuestión de afinar algún detalle. Además, hay que averiguar cómo se gestiona, puede estar automatizada y adquirir las entradas de otras bases de datos. Otras son manuales y se basan en las quejas de spam recibidas por el responsable de la lista. Por último, hay que conocer cuál es el procedimiento para ser borrado de la lista, que puede ser desde realizar un pago o realizar un formulario a cambiar la forma de gestión de las listas y bases de datos.

Qué hacer
A veces, estar en una lista negra supone un impacto mínimo sobre las actividades de marketing de la empresa. Si la empresa o responsable de la lista negra goza de buena reputación, su influencia será mayor. Una forma de determinar su impacto es observando los índices e informes de entrega de los emailings. Algunos sitios web facilitan información detallada sobre las razones por las que se ha rechazado un email. Otra forma de saber qué envergadura tiene el bloqueo es chequeando el rango de la lista negra en centros de recursos contra el spam, como SpamAssasin.

En función del impacto que tenga estar en la lista negra puede traer cuenta o no el conseguir borrarse de ella. Si se trata de un problema de seguridad por el que los spammers pueden acceder al servidor, es mejor arreglarlo. Si por el contrario se trata de que una lista solo admite emails bajo permiso o que requiere un cambio de ISP, el impacto puede ser mayor, por lo que habrá que sopesar los pros y los contras de la situación.

Si hay que realizar cambios de procedimiento o de configuración, hay que realizarlos y confirmarlos antes de solicitar ser borrado de la lista, si no se corre el riesgo de volver a entrar en la lista o de despertar la suspicacia de los gestores. Además, hay que seguir los pasos indicados para ser borrado de la lista.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir