Marketing

Save the Children lleva Facebook a la vida real

Una campaña de marketing directo para la organización Save the Children traslada Facebook a la vida real. Se trata de una campaña didáctica sobre las plataformas de redes sociales online que pretende explicar cómo influyen estas redes en la vida cotidiana de sus usuarios.

Los creativos de la agencia Deepblue han convertido en objetos reales las herramientas de comunicación. El teaser de la campaña son unas postales escritas a mano y personalizadas para los destinatarios, que son directivos de empresas de los sectores de la publicidad y la comunicación. El remitente es desconocido, aunque la postdata resulta indicativa del sentido de la comunicación: “¿Tú también tienes tantos amigos en Facebook que a veces pierdes el control?”.

Poco tiempo después de recibir la postal, el destinatario recibe también un kit de iniciación a Fakebook enviado por Save the Children Alemania. En el paquete se incluyen diversas herramientas de las que se emplean cada día virtualmente en las plataformas de comunidades online; solo que esta vez son herramientas materiales, puestas sobre la mesa: postales para enviar actualizaciones de estado, pegatinas para hacer comentarios y semillas de tomates para montar una versión de maceta del juego social Farmville.


Save the Children lleva Facebook a la vida real
Kit de iniciación a Fakebook

El centro de la campaña es el sitio web Fakebook, dentro de la web de Save the Children, donde se puede obtener más información sobre la campaña y sus objetivos: “Save the Children mejora la vida real de niños y jóvenes (…) Con esta acción queremos llamar la atención sobre el hecho de que, hoy en día, los niños y niñas pasan demasiado tiempo delante del ordenador”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir