Marketing

Rebold da las claves para que las marcas remonten la situación

Se prevé una pérdida de 500 millones de euros en los ingresos de eventos deportivos

Los eventos deportivos verán muy afectado su volumen de ingreso por inversión publicitaria de marcas en este contexto de pandemia

Los ingresos de eventos deportivos están en riesgo

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha provocado un perjuicio sin precedentes al sector de los eventos deportivos, influyendo de manera decisiva en los acuerdos de patrocinio. En general, esta crisis afectará en mayor medida a los eventos y las ligas de menor categoría; sin embargo, las pérdidas serán enormes. Según un estudio de Relevance, en España, la inversión de patrocinios estimada para 2020 podría verse reducida hasta el 46%. La plataforma Rebold, especializada en marketing y comunicación, pone sobre la mesa las claves que han de seguir las empresas para remontar esta crisis.

Las marcas se están viendo afectadas económicamente pro la pandemia, y esto se está traduciendo en una reducción significativa de sus presupuestos para la inversión en publicidad y patrocinio. Por otro lado, la estrategia a seguir apunta a los beneficios de mantenerse al pie del cañón. Según la ESA (Asociación Europea de Patrocinio), “el 73% de las marcas que ya “esponsorizan” están tratando de ampliar sus derechos de patrocinios a pesar de la incertidumbre”. La creatividad y la capacidad de actuación, no obstante, serán más importantes que nunca para la supervivencia económica y, por ello, los e-sports, la clarificación de los objetivos y otras metodologías de actuación se plantean como escenarios atractivos para garantizar el ROI (retorno de la inversión). Rebold resume las claves:

1. Identificar con claridad los objetivos.

Es necesario acotar los presupuestos a aquellos eventos con más potencial de rentabilidad y cuyo público aglutine al mayor porcentaje del target de la marca. Definir los objetivos a largo plazo también puede ayudar a consolidar el posicionamiento de la marca.

2. Reforzar la alianza con el equipo o la competición patrocinada.

Mostrarse fuerte y comprometido en una situación como la actual refuerza los valores y la fiabilidad de la marca. Posicionarse en el bando de la filosofía del esfuerzo y la lealtad es esencial para consolidar la parte más humana de las empresas.

3. Invertir para ser title sponsor.

Según Rebold, “el poder del title sponsor (patrocinador principal que une su nombre al equipo o evento) es tan grande que hay marcas que se continúan asociando a una competición o a un club muchos años después de cancelarse el acuerdo de patrocinio”.

4. Invertir en e-sports. 

La industria del gaming está en alza y supone una gran oportunidad para marcas y empresas de posicionarse en el entorno digital; especialmente en el contexto de la pandemia. La eLaLiga, la versión online de la liga de fútbol española, acumuló unos 500.000 espectadores a finales de marzo, un crecimiento del 51% con respecto a 2019.

5. Buscar soluciones imaginativas para dinamizar el patrocinio.

El nuevo contexto obliga a la creatividad y el dinamismo para el patrocinio. Los eventos deportivos necesitan soluciones nuevas que, además, incidan en la seguridad, la higiene y las historias relacionadas con la COVID-19. Todo lo enfocado a la personalización de las marcas a través de deportistas que sean la "cara visibile" y el trabajo en el entorno online para mantener la atención será especialmente positivo.

Te recomendamos

Inspirational

Criteo

Informa

Samsung

Compartir