Marketing

Si las empresas digitales pueden manipular nuestros sentimientos y opiniones políticas, ¿hasta dónde pueden llegar?

bigdataLa noticia de que Facebook llevó a cabo un experimento entre cerca de 800.000 usuarios con el fin de descubrir la influencia de la red social en su estado de ánimo ha caído como un jarro de agua fría sobre internautas, especialistas y defensores de la intimidad digital.

El poder de las grandes empresas web sobre nuestros comportamientos, hábitos y gustos es ya más que palpable, y parece que la manipulación está comenzando a convertirse en el pan de cada día para estas empresas, que buscan hacerse más fuertes y relevantes.

El ensayo de Facebook, de dudosa aceptación social, consistió en manipular el algoritmo que selecciona las noticias que aparecen en el muro de cada usuario con el objeto de observar si existe un contagio emocional entre las personas. Los ingenieros enviaban deliberadamente a un grupo de usuarios noticias positivas mientras que al otro grupo escogido se hacía lo contrario. Una de las conclusiones fue que los usuarios que observan historias menos negativas en su feed de noticias son menos propensos a escribir un mensaje negativo. Y viceversa.

Pero esta no es la primera vez que una noticia de este estilo salta a la palestra poniendo en duda el sistema de las empresas basadas en Big Data. Hace un tiempo se acusó a Google de haber influido en los resultados de unas elecciones debido a su propensión a mostrar ciertos resultados de búsqueda en vez de otros, ofreciendo cierta ayuda a un bando.

Tras estas noticias se esconde un enorme iceberg: si las empresas digitales son capaces de manipular nuestras emociones y opiniones políticas, ¿qué más pueden hacer? Y sobre todo, ¿dónde está el límite?.

A través de diferentes publicaciones especializadas, los expertos han dado rienda suelta a su creatividad y a su humor ofreciendo a Facebook inspiración para realizar nuevos experimentos, y a continuación mostramos algunos de ellos: ¿podría Facebook hacer de una persona amante de los gatos, amar a los perros?, ¿puede convertirle Facebook en mejor amante?, ¿podría Facebook convertir a un hombre heterosexual en homosexual?

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir