Marketing

Si se centra sólo en lo que el consumidor piensa de su marca ¡Está perdido! #NEURRRO

pensar¿Se siente su instinto? Es una de las preguntas que se plantean en la actualidad en el sector del marketing y el neuromarketing responde con que es el momento de afrontar eso que se ha denominado como "la sensación en la tripa", es decir, que sienten los consumidores cuando se enfrentan a los anuncios y campañas publicitarias.

En el terreno del marketing es tan importante saber lo que piensa el consumidor como lo que siente puesto que en muchas ocasiones nos olvidamos de que la percepción de los consumidores en relación a nuestros mensajes publicitarios es un factor fundamental en su decisión de compra. A través de varias campañas de la marca de dulces Riegel, Bert Martin Ohnemüller, fundador de PoS-Experte, ha demostrado en el congreso celebrado en Ámsterdam, “Neuromarketing in retail”, las reacciones de los consumidores ante diferentes anuncios del mismo producto.

Las reacciones fueron más positivas cuando el producto (una chocolatina) se publicitaba sólo en vez de en las manos de una persona y se proyectaba sobre fondos de colores rojos y anaranjados. Estos pequeños cambios consiguieron mejorar la percepción del producto aumentando así la eficacia del mensaje de Riegel.

Preocúpese de lo que siente el consumidor

Por su parte, Martin de Munnik, CEO de Neurosensics ha utilizado dos spots de la marca Nespresso protagonizados por George Clooney para demostrar como dos anuncios sobre el mismo producto y con el mismo actor como protagonista obtienen resultados diferentes.

El anuncio en el que cae un piano sobre Clooney, contó con mayor popularidad aunque fue menos efectivo que el spot en el que sólo se mostraba una conversación entre el actor y una mujer obteniendo mejores resultados porque no hacía referencia al peligro, el dolor o la muerte.

En la línea de intentar que saber qué es lo que los consumidores “sienten en la tripa”, Rooger Dooley, autor de ‘Brandinfluence’, hace referencia a cuál es la mejor forma de representar los precios utilizando un ejemplo.

A través de tres cifras: 4.998 dólares, 5.000 dólares y 5.012 dólares se observó en un estudio que la gente prefería a partes iguales la primera y tercera cifra. Es decir, rechazaban la cifra redondeada. ¿4.972,00 dólares o 4972? Es la cuestión que se plantea a debate en lo que a precisión de precios y sentimiento de los consumidores se refiere concluyendo que aunque las cifras redondeadas puedan ser más precisas, los precios que no llegan a un número redondo y contienen decimales, consiguen despertar mayor interés en los consumidores despertándoles el ya famoso “sentimiento en la tripa”.

Como cierre a esta rueda de ponencias rápidas, Wenda Kielstra, researcher/owner de Consumatics apunta al uso que se hace del color en la publicidad y qué despierta este en los consumidores. Para ello ha mostrado dos fotos de restaurantes: una de ellas en tonos fríos y otra en tonos cálidos. ¿En cuál gastarían más los clientes? “Un 5% gastaría más en el restaurante publicitado con colores cálidos debido a que se presenta más confortable” ha señalado como resultado de la encuesta.

Las conclusiones que se extraen de estas ponencias es que todos los elementos que componen las campañas y anuncios, todos, desde los tonos de los colores a la forma en la que reflejemos el precio de nuestros productos tienen una repercusión directa en las emociones de los consumidores, las encargadas de conseguir despertar ese “sentimiento en la tripa” que el marketing y la publicidad deberían siempre buscar más allá de la simple comercialización.

Próximamente podrá ver el vídeo de las ponencias aquí.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir