Marketing

Timberland, la marca con conciencia que se viste por los pies

Timberland, la marca con conciencia que se viste por los piesEn los últimos años hemos asistido a un claro despertar de la conciencia social de los ciudadanos que han pasado de ser actores pasivos a alzar la voz para tomar las riendas de su propio destino como comunidad.

Las transformaciones que se han producido en este tiempo incluyen también el asentamiento de las bases de la nueva relación entre consumidores y marcas que se caracteriza ahora por la demanda de mayor transparencia, la comunicación bidireccional y, sobre todo, por el compromiso en cuestiones que preocupan al colectivo social.

Ninguna marca que desee formar parte de la vida de los consumidores puede quedarse al margen de lo que sucede a su alrededor sino todo lo contrario.

Es ya una obligación para las empresas, como agentes sociales que son, utilizar su posición, herramientas e influencia para contribuir positivamente al bien común.

De ahí que sean cada vez más las compañías que ponen en marcha proyectos de muy diversa índole en defensa de los derechos de las personas o del medio ambiente.

Pero este compromiso debe ser real, coherente y debe generar resultados cuantificables dejando a un lado el concepto de RSC que ha pasado de ser un añadido de las compañías a formar parte de su identidad.Timberland, la marca con conciencia que se viste por los pies

Una de las marcas que a lo largo de su existencia ha demostrado que la sostenibilidad y la mejora social no son una moda pasajera, sino parte de su ADN, es Timberland.

La compañía textil y de calzado, gracias a su acción social, basada en tres pilares: producto, comunidad y medio ambiente, se ha convertido en uno de los referentes en este terreno.

De hecho, puede presumir con orgullo de haber plantado 8,7 millones de árboles en todo el mundo desde 2001, haber prestado más de 1 millón de horas de servicio comunitario o de haber utilizado 233 millones de botellas de plástico para la fabricación de su calzado.

Y todo ello, sin renunciar a la calidad de sus productos.

Cabe destacar algunos de los proyectos más importantes que la compañía ha llevado a cabo últimamente.

Uno de ellos es la creación de un acuerdo con Thread, una empresa perteneciente al movimiento B Corp que transforma las botellas de plástico que se recogen en las calles de Haití en lo que la empresa Thread llama “el material más responsable del planeta”.

Así, estos materiales que han sido utilizados en la colección de primavera/verano 2017 de Timberland, no solo contribuyen a la limpieza del medioambiente si no que facilita la creación de puestos de trabajo en un país tan necesitado como es Haití.

Como marca con un estilo de vida outdoor en su identidad, Timberland ha mantenido un compromiso constante con el cuidado del medio ambiente, en una búsqueda continua de materiales sostenibles, tanto para los productos de apparel como footwear.

Timberland, la marca con conciencia que se viste por los pies

Sin embargo, no es la primera vez que la marca trabaja en el país pues previamente a Thread ya había puesto en marcha un proyecto por el que se han plantado más de 5 millones de árboles en colaboración con la organización Smallholder Farmers Alliance (SFA).

Pero esta iniciativa va mucho más allá de la reforestación: “Cuando la SFA nos pidió ayuda para replantar árboles en la zona aceptamos pero comenzamos a plantearnos qué ocurriría cuando finalizase el programa”, explica Aurélie Dumont, Senior Manager de CSR & Sustainability para Europa, Oriente Próximo y África de Timberland.

Es por ello que la compañía quiso que su contribución fuese no solo una acción momentánea sino que se convirtiese en los cimientos de un cambio social.

“Esto nos llevó a plantearnos un interesante modelo autosostenible, un sistema agroforestal que se basaba en el aprendizaje por parte de los granjeros locales de los beneficios de plantar árboles en sus propios terrenos. Enseñarles lo que supone en términos de humedad, de biodiversidad para sus propias plantaciones”, añade Dumont.

Actualmente, gracias a estas acciones, el programa prospera exitosamente pero ahora en manos de los agricultores locales mientras Timberland ha emprendido un nuevo camino destinado a reintroducir las plantaciones de algodón en la isla, que tradicionalmente ha sido terreno de cultivo de este material.

Con respecto a esta iniciativa, Dumont señala: “Para nosotros es importante relacionar nuestro impacto con nuestro producto”.

El pasado año el 84% del calzado de la marca respondía a la premisa de ROR: reciclado, orgánico, reciclado y (material) reutilizado, en alguno de sus materiales y ya se han propuesto el objetivo de conseguir que, en 2020, este porcentaje ascienda al 100%.

Timberland, la marca con conciencia que se viste por los pies

Pero este compromiso con el entorno no solo se centra en la mejora del medioambiente sino también la de las comunidades. Es por ello que Timberland apuesta, desde hace 25 años, por hacer partícipe a todo su equipo de la contribución social pudiendo dedicar 40 horas de su tiempo en esta labor.

Desde entonces, han invertido más de 1 millón de horas en la mejora de las comunidades locales en numerosos territorios de todo el mundo en los que tienen presencia.

No obstante, alcanzar estos ambiciosos objetivos no es tarea sencilla en el mundo en el que vivimos pues son muchas las barreras que se imponen. Aunque los retos son la especialidad de una compañía que lleva toda su existencia marcando la diferencia.

“Es parte de nuestro ADN, de nuestra cultura. Cuando creemos que algo es lo correcto, tratamos de hacerlo y, a partir de ahí, tienes que trabajar para que funcione”, destaca Dumont.

Un trabajo que se basa en la transparencia y los resultados de cara a los consumidores ofreciendo los progresos de sus programas de sostenibilidad cada trimestre a través de su web.

“Es una manera de, por un lado, conocer en qué punto nos encontramos, medir nuestro progreso y, por otro, de mostrar externamente lo que hacemos”, comenta y reconoce que “a veces tenemos dificultades pero siempre explicamos por qué y tratamos de encontrar la solución”.

Timberland, la marca con conciencia que se viste por los pies

Además, ofrecen la oportunidad a los consumidores de formar parte de este impacto social positivo y no solo a través de la compra de los productos de Timberland, sino sumándose a iniciativas como “Take Back”.

Se trata de un programa de recogida de zapatos usados en las tiendas de la compañía con el objetivo de darles una nueva vida útil. Alemania ha sido el primer mercado en llevar a cabo esta iniciativa que llegará en breve a Reino Unido y a nuestro país.

“Debes comenzar por averiguar en dónde tienes impacto como negocio. Pero se trata de una combinación de cosas: saber qué tipo de marca y compañía eres, qué legado quieres dejar en tu comunidad y, sobre todo, ser fiel a ti mismo”.

Así, a pesar de contar con una larga trayectoria en este terreno, lejos de recortar sus acciones, Timberland ya se marca nuevos y ambiciosos objetivos para 2020 para, desde el presente, garantizar un futuro mejor.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir