Marketing

Estas tradiciones se las inventaron los marketeros

El traje rojo de Papá Noel y otras (rentables) tradiciones inventadas por los marketeros

El traje rojo de Papá Noel y otras (rentables) tradiciones inventadas por los marketerosLos 365 días del año están llenos hasta la bandera de tradiciones (el Black Friday, el Día de San Valentín, el Singles’ Day, etc.) de índole puramente consumista tras las cuales se proyecta la sombra (inevitablemente alargada) del marketing. Muchas de estas tradiciones, marcadas en rojo en el calendario de los consumidores, fueron inventadas en su día por los marketeros para llenarse los bolsillos.

Una de ellas es, por ejemplo, la de los anillos de compromiso con diamantes engarzados. Esta tradición se la sacó de la chistera en los años 40 la firma de joyería De Beers para vender más diamantes. Y vino colgada de un eslogan memorable (“Un diamante es para siempre”) que se las ingenió para echar raíces en la memoria del consumidor.

Otra tradición inventada por el marketing es el celebérrimo traje de color rojo del traje de Papá Noel, que lleva la firma de Coca-Cola (y que no responde en realidad a ningún imaginario colectivo previo). Durante años la famosa marca de refrescos estuvo representando a Papá Noel de diferentes maneras y ataviado siempre con trajes de color rojo. Sin embargo, el Papá Noel que hoy todos conocemos y que se ha agarrado como una lapa al imaginario colectivo nació en 1931, cuando Coca-Cola fichó al artista Haddon Sundbloom para hacer una interpretación del que es para muchos el gran protagonista de la Navidad.

De naturaleza marketera es también una tradición con muchísimo arraigo en Japón: la de enviar a los estudiantes chocolatinas de Kit Kat. En japonés el nombre del célebre producto de Nestlé resulta extraordinariamente similar a “Kitto Katsu” (una expresión que traducida significa “seguro que ganarás”). Los nipones interpretaron esta similitud sonora como un signo de buena suerte y por eso adoptaron la costumbre de enviar Kit Kat a los estudiantes antes de sus exámenes. Aunque Kit Kat no creó realmente esta tradición, la filial de Nestlé no tardó en aliarse con Japan Post para lanzar una chocolatina susceptible de ser depositada en el buzón (con el último fin de llenarse los bolsillos).

El Día de San Valentín es una tradición que se remonta a la Roma Antigua, pero resurgió de sus cenizas para convertirse en toda una oda al consumismo de la mano de la empresa de tarjetas de felicitación Hallmark.

Si quiere conocer más tradiciones inventadas (o en su defecto reinventadas) por los marketeros, no deje de echar un vistazo a esta infografía de Bizdaq:

El traje rojo de Papá Noel y otras (rentables) tradiciones inventadas por los marketeros

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir