líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketingcambio del sector de lujo por el coronavirus

La transformación del sector de lujo a causa de la pandemia

¿Conseguirá el COVID-19 transformar el negocio de las marcas de lujo?

La pandemia ha supuesto una caída de ventas del mercado de lujo cifrada en un 23%, aunque el sector percibe un futuro con esperanza y prevé un crecimiento casi completo para 2023.

sector de lujo

Digitalización, renovación y adaptación son las tareas que la pandemia ha encargado a prácticamente todas las empresas. No hay sector que no se haya visto perjudicado, ya sea directa o indirectamente, por el virus que aun sigue entre nosotros. Afrontar el cambio ha sido una práctica habitual y completamente necesaria para sobrevivir ante una incierta situación que parece no tener fin. Incógnita que llega también al sector de lujo, pues sus ventas se han visto desplomadas ante la crisis económica que se avecina.

El imprevisto 2020 ha golpeado a las lujosas empresas hasta obligarlas a adaptarse a situaciones desacostumbradas. El resultado de la crisis sanitaria en este sector no ha sido para nada positivo, al menos así lo demuestran los datos. Aun así, según un estudio sobre este mercado realizado por Bain & Company junto a la Fondazione Altagamma, los próximos años se perciben con esperanza. El estudio resume el resultado de un duro año para el sector del lujo con el que se podrá entender la evolución que se prevé en el futuro. Para empezar, la caída ha supuesto al sector un 23% menos de ventas, que en cifras serían unos 217.000 millones de euros. Ante estos datos, 2021 se percibe con la esperanza de la recuperación del 50 por ciento de la pérdida de este año, aunque su cifra siga aun por debajo de los niveles de 2019.

Según informa ABC, a pesar del duro golpe que el sector se ha llevado durante la época de pandemia, su confianza en la capacidad de la industria para transformar sus operaciones y redefinir el propósito es clave para una recuperación exitosa. De hecho, el sector asegura que quiere satisfacer las nuevas demandas de los clientes y mantener su relevancia para las generaciones más jóvenes. Aunque este camino será complicado, especialmente en Europa, ya que ha sido la zona más afectada para esta industria, seguida de Estados Unidos. China, en cambio, ha visto como el sector ha aumentado sus ventas en un 45%, debido a su capacidad de hacerse frente a la pandemia y el aumento del turismo interno. Pero China es la excepción, pues en términos generales todos los artículos de lujo han tenido un descenso. En este decrecimiento también se encuentran los grandes supervivientes, aquellos que mejor se han mantenido ante la crisis. Y estos productos son las zapatillas y la joyería, artículos que han utilizado el canal online como salvavidas de la difícil situación.

La transformación digital como necesidad para el sector del lujo

Como ya hemos mencionado, los próximos años se perciben con total positivismo y la esperanza de recuperar el volumen de ventas que se han perdido con el Coronavirus. Los factores que la industria tendrá en cuenta para este crecimiento será el marco macroeconómico, la recuperación del turismo y la confianza en los canales online. Todos juntos prevén lograr un crecimiento de entre el 12 y 20%. Aunque la esperanza también va acompañada de realismo, pues aseguran que este crecimiento tardará varios años en mostrarse, concretamente entre finales de 2022 y principios de 2023.

En datos se puede decir que las ventas online del mercado de lujo en 2020 han supuesto 49.000 millones de euros frente a los 33.000 millones que se registraron en el año anterior. Cifra que se comprende con el mayor aumento de compra online en todos los sectores debido a la imposibilidad y más tarde el miedo de salir de nuestros domicilios. De esta forma, el sector de lujo ve en el e-commerce una oportunidad para mejorar los datos de su industria, aunque también un desafío para todas aquellas marcas que actualmente operan en el offline y tendrá que adaptar esta experiencia de compra a las nuevas tendencias digitales.

Este cambio se verá reflejado completamente hacia 2030, una década para que las marcas de lujo adapten sus mecanismos al mundo digital. Así lo afirman desde el estudio que presenta Brain & Company, donde también se afirma que la industria del lujo evolucionará al mercado de la excelencia cultural y creativa. El COVID-19 ha hecho que las marcas de lujo se vean en la obligación de ser valientes e innovadoras para que los cambios drásticos a los que nos enfrentamos no les pille por sorpresa.

Como conclusión final, la consultora asegura que el reto del cambio será diferente según el sector. De hecho, su apuesta sobre aquellos que lo tendrán más fácil es para el mercado automovilístico, el arte, las bebidas alcohólicas y los jets y yates de lujo. Todavía faltan unos años para descubrir si esta percepción se cumple o no, aunque puede informarse más sobre este mercado a través de información sobre la democratización de las marcas de lujo.

BCMA Spain anuncia los finalistas al "Premio BCMA al mejor Branded Content del año"AnteriorSigueinteMarcos Martín, Digital Business Director en PS21

Noticias recomendadas