Marketing

Según un estudio publicado por IBM

Un 82% de los consumidores españoles prefiere empresas que prioricen su RSC

Las estrategias de Responsabilidad Social Corporativa son un aspecto fundamental a la hora de fidelizar clientes y de conseguir el éxito empresarial en plena era digital

IBM ha publicado recientemente un nuevo estudio, elaborado por Morning Consult, que analiza la percepción de los consumidores alrededor del mundo acerca de las labores de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) que llevan a cabo las grandes empresas. La investigación ha basado sus resultados en una encuesta realizada a 7.024 adultos de 14 países diferentes, incluido España.

Unos resultados que destacan, por ejemplo, por el 82% de los consumidores españoles que prefiere una empresa que dé prioridad a sus empleados, a la comunidad donde opera, y al medioambiente. Para estos consumidores, el beneficio accionarial o la inversión son factores que deberían estar en un segundo plano, propiciando que España sea el tercer país que más importancia da a estas cuestiones entre los países consultados.

De hecho, para los españoles existen tres valores concretos que destacan por su importancia a la hora de que estas empresas se ganen su confianza. En primer lugar, la responsabilidad medioambiental tiene gran relevancia para el 82% de los encuestados. A continuación, promover trabajos de calidad, invirtiendo de paso en formación y mejora de las capacidades de sus empleados es fundamental para un 79%, y por último el apoyo a la comunidad local donde actúa la empresa es imprescindible para el 78% de los consumidores.

Es más, hablando exclusivamente de éxito empresarial, dejando de lado la fidelidad del consumidor, estos creen de igual manera que la promoción de empleos de calidad (79%) y la inversión en los empleados (79%) son los factores clave. A su vez, la población más joven parece inclinarse por empresas que abanderen estrategias bien fundamentadas de RSC. En concreto, un 83% de los millennials encuestados manifiesta que prefiere empresas de un perfil más comprometido con la sociedad y el medioambiente.

Por otro lado, apoyando los datos aportados por IBM con otro estudio desarrollado por Verizon, las organizaciones que implementaron programas efectivos de RSC experimentaron un aumento en sus ventas cercano al 20% en la mayoría de los casos. Estas cifras ratifican la importancia de ejecutar este tipo de estrategias para que redunden de igual forma en el beneficio del negocio y de sus clientes. En este apartado, el estudio de IBM concluye igualmente que la RSC ya ha dejado de ser una opción, para pasar a ser un imperativo en el triunfo empresarial.

Gozar de una imagen positiva entre los consumidores, y conseguir a partir de ahí ser su opción preferente de compra, parece ser la estrategia clave a seguir en busca del éxito empresarial y social. No obstante, dichas estrategias han de ser sólidas, y estar plenamente integradas en todas las áreas del negocio para lograr su propósito. Un buen ejemplo de ello es la propia IBM, compañía que trabaja en reinventar su RSC con el fin de satisfacer las nuevas necesidades y preferencias de la población a nivel mundial.

A pesar de la ingente cantidad de cambios y modificaciones que deben adoptar las empresas para sobrevivir y triunfar en la actual era digital, esa buena impresión entre consumidores y potenciales clientes parece la solución más efectiva para atraer a las nuevas generaciones. Para empresas como IBM, siempre ha sido un factor importante desde el que articular su estrategia corporativa, adaptada al ecosistema digital en que opera su negocio.

Gracias a sus años de experiencia y trayectoria en el sector tecnológico, IBM ha aprovechado los resultados del estudio para plantear y publicar algunos puntos clave básicos a la hora de implementar un programa RSC de forma efectiva y sostenible. El primer aspecto esencial es integrar la RSC dentro de la misión y los valores de la empresa y de sus empleados. Es decir, alinear los programas de Responsabilidad Social Corporativa con el propósito del negocio. De esta forma, la responsabilidad social empresarial no se adopta de forma independiente, sino que forma parte de todas las áreas del negocio como eje vertebrador. A su vez, esto ayuda a la organización a formar y retener al mejor talento.

Según IBM, otro punto importante para diseñar mejor los programas de responsabilidad social es colocar a los usuarios en el centro de la estrategia. De esta manera, se hará un diseño más cuidadoso, capaz de cubrir las necesidades y perdurar en el tiempo. Y, por último, para acelerar la puesta en marcha de los programas de RSC en la empresa, IBM recomienda asociarse con las partes interesadas, como son los equipos de negocios, empleados y socios externos, en el proceso de creación del programa de RSC. Estos tres puntos, en su conjunto, contribuyen a cultivar la lealtad de los clientes, empleados y proveedores y, al mismo tiempo, facilitar el camino a las empresas para impactar positivamente en el mundo que les rodea.

En ese aspecto, en palabras del segundo presidente de la historia de IBM, Thomas Watson Jr., el propósito es muy claro: "Las corporaciones prosperan sólo en la medida en que satisfacen las necesidades humanas. El beneficio es sólo el sistema de puntuación. El objetivo final es una mejor vida para todos nosotros".

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir