Marketing

Un hombre de 41 años, así es la "marca tipo" en España

La consultora Branward ha realizado un estudio sobre el comportamiento de los consumidores y cómo perciben las marcas. Según la investigación, los consumidores perciben las marcas igual que a las personas: con su propia personalidad. Así, a raíz del estudio la consultora ha llevado a cabo una guía llamada "Brand Personality" que analiza los elementos de la construcción  de la personalidad de las marcas y cómo su sexo y edad les afecta.

Finalmente, se ha deducido que el sexo y la edad de una "marca tipo" en España es un hombre de 41 años. Respecto a sectores, destaca que los de  seguros, transporte y comunicaciones son percibidos como masculinos, mientras que otros como la moda o la alimentación son femeninos.

Todos estos datos están recogidos en el informe "El Sexo de las Marcas", presentado por Branward e Ikerfel en 2016. Respecto a la edad y el sexo de la marca, ¿cómo afecta a las empresas y organizaciones? A esta pregunta responde esta guía que asegura que se asigna a las marcas características humanas para lograr diferenciación y afinidad hacia ellas.

"Por eso es tan importante conocer los procesos por los cuales se crean esas personalidades", afirman desde Branward, "es un elemento clave en la interacción de una marca con sus audiencias". Además, aseguran que muchas marcas han construido su personalidad "en base al público al que se dirigen", pero que son menos las que "han configurado una personalidad con un género definido en base a cómo quieren comportarse, independientemente de cuáles sean sus clientes".

Entre los factores que influyen en el sexo y la edad proyectada de una marca se encuentran la denominación y el diseño, la trayectoria histórica, clientes, productos, punto de venta, posicionamiento, tono, publicidad, etc. "A la gente le gusta identificar un género masculino o femenino. Las marcas que defienden bien su rol ganan en percepción de valor. No obstante, masculino, femenina, joven o mayor no son calificativos necesariamente positivos o negativos por sí mismos", destaca.

"Lo fundamental es que la marca tenga claro cuál es su posicionamiento y lo contraste con la percepción que de ella tiene la audiencia. Pero es imprescindible que sepa si la percepción del mercado coincide con lo que ella ha decidido ser y si se está comunicando coherentemente", señalan.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir