Marketing

UN PASEO POR EL SHOW DEL TELESHOPPING

La cadena de televisión alemana HOT (Home Order Television), de la que toman parte Kirch y Quelle, ofrece desde 1995 un programa de televenta durante 24 horas. De ellas 16 son grabadas en directo y repetidas en horario nocturno. Los resultados son inmejorables: el año pasado consiguieron un volumen de ventas de 350 millones de marcos (casi 30.000 millones de pesetas). Cuentan con un millón de clientes que realizan 32.000 llamadas diarias y a los que se envían 22.500 productos.
Los presentadores del programa son vendedores natos. Es normal, ya que cobran comisión por ventas. Para conseguirlo hacen uso de frases del tipo de “¡corra al teléfono!” o “!sólo nos quedan cinco!”. Ricky Harris, uno de los mejores vendedores del programa, logró el récord de vender en una hora 360 limpiadoras a vapor al precio de 499 marcos la unidad (42.450 pesetas).

Pero las estrellas de HOT no son los presentadores, sino los productos que ofrecen. Ahora mismo sus bestseller son un precioso osito de peluche, una licuadora y un magnífico afilador. Las llamadas de los espectadores se recogen en un call center que atiende un teléfono 900. Algunas de ellas también se atienden en directo en el estudio para fomentar el contacto con los clientes. Los compradores también pueden realizar sus pedidos por Internet, lo que confirma la fusión cada vez más hermanada entre la televisión y la red.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir