líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Marketing

Una sobredosis de Facebook puede tener efectos negativos en nuestro estado de ánimo

Quien ha agregado demasiados desconocidos en Facebook pone en riesgo su salud mental, porque parte incorrectamente de la idea de que sus contactos llevan una vida más feliz que la suya. No todo el mundo tiene la autoestima necesaria para  no tener en cuenta constantemente lo que los demás piensan de uno mismo.

En Facebook esto funciona de otra manera que en la vida real. Pensamos en quién agregamos a nuestros contactos, cómo redactamos nuestro estatus o qué publicamos en nuestro perfil. Todo para gustar más, o al menos para hacer llegar cierta imagen. Y los demás también lo hacen. Podría ser que esto lleve a la infelicidad según Grace Chou y Nicholas Edge de la Universidad Utah Valley en un estudio publicado en la revista Cyberpsychology, Behaviour, and Social Networking.

El estudio se llevó a cabo pidiendo a 400 estudiantes que rellenaran un formulario. Las preguntas incluyen factores como la forma de ver la vida,  sus circunstancias personales y su utilización de Facebook. Los investigadores calcularon la relación entre las horas dedicas a Facebook y la actitud vital. Cuanto más tiempo pasaban en Facebook los estudiantes, mayor era el número de casos que creía que los demás llevaban una vida mejor. De manera destacada con un mayor número de contactos de Facebook. Una sobredosis de la red social podría tener efectos sobre el estado de ánimo porque tenemos la impresión de que nos va peor.

Esto sería consecuencia de los heurísticos. Procesos del pensamiento que deberían ayudar a solucionar problemas, tomar decisiones o crear una opinión. A menudo también pueden llevar a confusión.  Por una parte los heurísticos de disponibilidad (availability heuristic) que utilizamos para crearnos impresiones de nuestros contactos, aunque sólo contamos con los aspectos positivos. Por otra parte los errores de atribución (correspondence bias) tienen un rol importante porque partimos de la base de que las acciones de una persona corresponden realmente con su personalidad. Cuando los contactos sobrepasan nuestro círculo de amigos íntimos no somos capaces de distinguir una instantánea feliz de un estado de ánimo feliz.

eCircle España cierra el año aumentando en un 200% su facturaciónAnteriorSigueinteQuisma presenta las 7 reglas de oro para optimizar el marketing online

Noticias recomendadas