Publicidad Exterior

El futuro de la publicidad exterior

El futuro de la publicidad exteriorLa publicidad exterior ya puede sentirse a la altura de los demás medios publicitarios que, hasta ahora, perecían ser los únicos que se aprovechaban de todos los avances tecnológicos interesantes, como la televisión en 3D o las aplicaciones para smartphones. Y es que la industria militar israelí ha decidido trasladar sus avances del mundo militar al sector comercial para aplicarlos a los anuncios al aire libre, informa Brand Republic.

El software de reconocimiento facial, diseñado originalmente para identificar a sospechosos de terrorismo, ahora se aplica a los pósters digitales. Aunque inicialmente sólo sirven como herramienta de investigación, esta tecnología tiene el potencial de producir anuncios casi individualizados. Pero esto es sólo el principio. La innovación en la publicidad exterior pasa por el vídeo en directo, realidad aumentada, tweeting en directo, juegos interactivos y pósters en 3D que ya se están colocando en las principales calles y centros comerciales.

“La publicidad es cada vez más personal, con la televisión interactiva y los mensajes online hechos a medida, mientras que la publicidad exterior es un medio tradicionalmente masivo”, declaró Ivan Clark, especialista en exteriores independiente y Blogger. “Lo que se ve con estas nuevas tecnologías es que los soportes exteriores tienen la posibilidad de ser tan personalizados como cualquier otro medio”. Destacó, como ejemplos de la nueva forma de hacer publicidad exterior, la campaña de Becks hecha por Starcom, en la que se colocaron en los lugares más populares de Hoxton y Brixton unas pantallas digitales en las que los viandantes podían enchufar sus iPods y descargarse material gráfico en función de su música. Otro ejemplo es la campaña 3D de Twentieth Century Fox para la película El Ladrón del Rayo en la que se emitía el trailer del filme en pantallas de 42 pulgadas situadas en las paradas de autobús en Kensington.

Hainsworth y Kinetic están realizando una serie de estudios utilizando la tecnología de reconocimiento facial. Situando cámaras en pósters de un centro comercial medían el número de veces que un consumidor miraba ese póster, su edad y sexo y su estado de humor y descubrieron que los compradores solían estar más relajados los fines de semana. Y, como declara el director de marketing global de Kinectic Nick Mawditt, aunque esto sólo es un proyecto para realizar un estudio, pero puede utilizarse en un sentido más creativo: “tenemos el software y las conexiones que nos permiten cambiar la ejecución central rápidamente”. Según Mawditt, es posible reconocer el grupo mayoritario que se encuentra en esa zona y alterar instantáneamente la creatividad en función de ello, o incluso en función del estado de ánimo del consumidor. Esto significa que los pósters podrían cambiar en función de los gustos del consumidor e incluso ofrecer opciones interactivas. Y, en caso de que un consumidor no se sintiera atraído por el cartel, éste podría cambiar por completo en un instante.

En Israel, donde empezó a desarrollarse la tecnología de reconocimiento facial, Dani Zeevi, cofundador y director ejecutivo de YCD Multimedia, ha ido un paso más allá y ofrece servicios que van desde el seguimiento a las soluciones creativas que siguen a los consumidores desde la calle hasta el punto de venta.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir