Publicidad Exterior

El 'naming', ¿publicidad positiva o saturación?

solLa publicidad parece tener una capacidad innata para colonizar los espacios y medios donde se mueve. La saturación publicitaria es algo de lo que se quejan muchos internautas, espectadores, y ahora también muchos habitantes de grandes ciudades.

En Madrid, la invasión del espacio público por parte de las marcas es cada vez más habitual, y esto está dando lugar a una configuración del espacio urbano muy novedosa.

El ‘naming’, una práctica que consiste en bautizar por un tiempo determinado un lugar público con el nombre de una marca, se está convirtiendo en un fenómeno que los madrileños observan con estupor. En España se lleva haciendo desde hace 50 años, pero en otros países como Estados Unidos, Japón o Alemania, es una realidad consolidada desde hace mucho tiempo, tal y como explica el diario ABC en un interesante artículo sobre el ‘naming’.

Un claro ejemplo de esta práctica es la línea 2 del Metro de Madrid que ahora se llama ‘Línea 2 Vodafone’ o la antigua sala de conciertos Arena, que actualmente responde al nombre de ‘Sala Marco Aldany’.

Esta práctica genera gran controversia entre expertos en marketing y ciudadanos, que dudan de su ética y de su efectividad publicitaria. Aunque también existen voces a favor que aseguran que este tipo de prácticas crean una simbiosis positiva entre Estado y empresa, ayudando al gobierno a superar dificultades económicas y a las marcas a adquirir mayor notoriedad.

El mundo de la publicidad sigue buscando nuevos formatos publicitarios para alcanzar a los consumidores de manera efectiva, y aunque el medio digital ha abierto muchas ventanas, también es importante estar presente en el ‘universo analógico’.

“En el término está la virtud”, tal y como decía Aristóteles, ¿pero dónde se encuentra el equilibrio en este tipo de prácticas?

Te recomendamos
En otras webs

ICEMD

FLUGE

Hotwire

A3Media

Recopilatorio

Compartir