líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Un enorme cartel de Coca-Cola causa indignación entre los vecinos y la marca no tarda en "sentirlo"

Redacción

Escrito por Redacción

Un cartel de enormes dimensiones cubría la fachada de un edificio del barrio berlinés Prenzlauer Berg. El gigante póster publicitario promocionaba Coca-Cola Light con el lema «No lo siento», pero los que sí que lo sentían eran los vecinos de la finca que durante el día vivían en penumbra y durante la noche cegados por los focos destinados a iluminar el cartel.

Uno de los vecinos, Fernando Rossi, inició una recogida de firmas a través de un evento de Facebook llamado «We’re living in our own private Coke Ad» (estamos viviendo en nuestro particular anuncio de Coca-Cola), que consiguió más de 250 amigos en horas.

Coca-Cola no tardó en reaccionar ante la incómoda situación. El manager de Coca-Cola, Thorsten Sperlich se disculpó personalmente ante los vecinos y cambió la frase que rezaba el enorme cartel por «lo sentimos». Esa misma noche descolgaron el cartel. «Hemos alquilado el espacio publicitario legalmente y no queríamos consecuencias desagradables para los inquilinos de la finca», se justificó Sperlich. La popular marca se enteró del incidente a través de las redes sociales, y además de solucionar con rapidez el problema, se disculpó ante los vecinos regalando Coca-Cola.

Parece que todo es una estudiada acción de marketing, pero a veces las situaciones más espontáneas permiten a las marcas enmendar sus errores y mostrar su «saber hacer».

 

La nueva y agresiva campaña de Microsoft anima a los usuarios a abandonar GmailAnteriorSigueinteYmedia actualiza el mapa interactivo que recoge información de 372 compañías y 272 medios de comunicación

Contenido patrocinado