Publicidad Exterior

Un enorme cartel de Coca-Cola causa indignación entre los vecinos y la marca no tarda en "sentirlo"

Un cartel de enormes dimensiones cubría la fachada de un edificio del barrio berlinés Prenzlauer Berg. El gigante póster publicitario promocionaba Coca-Cola Light con el lema “No lo siento”, pero los que sí que lo sentían eran los vecinos de la finca que durante el día vivían en penumbra y durante la noche cegados por los focos destinados a iluminar el cartel.

Uno de los vecinos, Fernando Rossi, inició una recogida de firmas a través de un evento de Facebook llamado “We’re living in our own private Coke Ad” (estamos viviendo en nuestro particular anuncio de Coca-Cola), que consiguió más de 250 amigos en horas.

Coca-Cola no tardó en reaccionar ante la incómoda situación. El manager de Coca-Cola, Thorsten Sperlich se disculpó personalmente ante los vecinos y cambió la frase que rezaba el enorme cartel por “lo sentimos”. Esa misma noche descolgaron el cartel. “Hemos alquilado el espacio publicitario legalmente y no queríamos consecuencias desagradables para los inquilinos de la finca”, se justificó Sperlich. La popular marca se enteró del incidente a través de las redes sociales, y además de solucionar con rapidez el problema, se disculpó ante los vecinos regalando Coca-Cola.

Parece que todo es una estudiada acción de marketing, pero a veces las situaciones más espontáneas permiten a las marcas enmendar sus errores y mostrar su “saber hacer”.

Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir