Publicidad

¿Está agonizando la publicidad impresa?

En los últimos años, con el auge del medio digital, que ha venido a sumarse a la hegemonía sostenida por la televisión en cuanto a publicidad se refiere, no han parado de aparecer por doquier opiniones de expertos que claman por la muerte de la publicidad impresa. Algunos de los que apuntan esta realidad se empeñan en defender un medio publicitario que, creen, está agonizando, cuando en realidad puede que sólo se esté reinventando.

El pasado 21 de enero Michael Wolff publicó en el USA Today un artículo en el que ensalzaba las fortalezas de la publicidad en papel frente a los anuncios televisivos o digitales.

Lo interesante del artículo es que Michael Wolff defendía la publicidad impresa con palabras, es decir, la tradicional, la que durante décadas llenó los periódicos con largos mensajes escritos que a veces incluso se confundían con los propios artículos.

Para él ese es el tipo de publicidad pura que aún hoy debería realizarse en los periódicos. Sus argumentos van desde  que si alguien se toma el tiempo necesario para leer lo que el anuncio tiene que decir, el lector será más receptivo al mensaje, o que la estimulación creada por los vídeos no es tan eficaz como una técnica de explicación con palabras.

La opinión de Wolff es sólo eso, una opinión, pero en lo que sí tiene razón, y los datos le avalan, es en el hecho de que importantes marcas como Apple, Google, IKEA, Lego o Ray-Ban aún siguen gastando mucho dinero en publicidad impresa.

Es cierto que siguen dedicando parte de su presupuesto a este tipo de publicidad, pero también es cierto que la publicidad que demandan en este soporte es más visual, con menos letras y explicaciones.

Y los anuncios impresos cada vez se parecen más a los ejecutados en televisión o en internet. En la sociedad de los 140 caracteres, cuantas menos palabras se utilicen, mejor.

Te recomendamos
En otras webs

Enamorando

014

Ojo

Hotwire

Compartir