Publicidad

¿Ha incurrido Ashley Madison en un delito al relacionar al Rey con la infidelidad?

¿Ha incurrido Ashley Madison en un delito al relacionar al Rey con la infidelidad?El viernes pasado les adelantábamos la noticia de que la polémica compañía norteamericana pro relaciones extra maritales, Ashley Madison, había colgado, y descolgado en pocas horas una enorme lona publicitaria en el centro de Madrid con la imagen del Rey Juan Carlos I al lado de Carlos de Inglaterra y de Bill Clinton. En la gráfica se podía leer ‘¿Qué tienen estas ‘realezas’ en común?’. ‘Deberían haber utilizado Ashley Madison‘.

La lona estuvo colgada en plena Gran Vía madrileña de 10.00 a 14.30 horas, hasta que el Ayuntamiento solicitó a la empresa la retirada de la lona atendiendo a que la campaña atentaba flagrantemente contra la Ley General de Publicidad y advertía de que “no tolerará que se dañe la dignidad de las personas o de las instituciones públicas”.

Christoph Kraemer, director de la compañía norteamericana destacaba para El Mundo que se refirieron al Rey como a otros personajes públicos de los que se ha rumoreado o se ha probado que han sido infieles.

Pero ¿pueden usar así la imagen del Rey en publicidad? Desde la compañía se defienden incidiendo en que pensaban que en España había libertad de expresión ya que es un país democrático. Por eso, insisten en que sólo han hecho alusión a rumores de aventuras del Rey que ya se han mencionado con anterioridad.

Jorge de Esteban, catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense, declaraba para El Mundo que “esto se puede tomar en broma o en serio. En broma es publicidad efectiva por agresiva. En serio, habría que esperar que la Fiscalía hiciera uso, por ejemplo, del articulo 491 del Código Penal”. Dicho articulo establece que “Se impondrá la pena de multa de seis meses al que utilizase la imagen del Rey o de cualquiera de sus ascendientes y descendientes, o de la Reina consorte o del consorte de la Reina, o del Regente o de algún miembro de la Regencia, o del Príncipe heredero, de cualquier forma que pueda dañar el prestigio de la corona”.

Pese a lo que dicta la Ley, el catedrático manifiesta que “No se puede hacer un tabú del Rey, creo que legalmente. No hay nada que hacer. No me parece delictivo”, concluye.

Lo cierto es que la campaña publicitaria de Ashley Madison ha vuelto a reabrir la polémica del uso o abuso que determinadas marcas hacen de imágenes públicas como la de la familia real.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir