Publicidad

¿Hay vida después de la Super Bowl?

Hace tiempo que pasó la Super Bowl y analistas, expertos y publicistas se preguntan si todavía queda alguien que recuerde algunos de los spots que se emitieron. Ad Age y Bluefin Labs han decidido descubrirlo a través de dos spots y analizando su vida después del evento deportivo.

La primera de las campañas analizadas fue de David Beckham Bodywear de H&M, que en 9 días de emisión generó 27.888 comentarios en redes sociales, se emitió 282 veces y generó 12.730.861 impresiones. El segundo es “Vampire Party” de Audi, que en 28 días generó 4.000 comentarios en redes sociales, se emitió 127 veces y generó 2.415.394 impresiones.

En los anuncios se mostraban hashtags de Twitter, lo que demuestra que las dos campañas estarían diseñadas con el objetivo de generar una conversación en Twitter. Pero, al analizar los cuadros, se hace evidente que H&M y Audi tenían planes distintos una vez hubiera pasado la Super Bowl. H&M siguió emitiendo el spot inmediatamente, asentándose sobre la fuerte respuesta que había conseguido en las redes sociales durante la Super Bowl. Además, el spot se emitía en espacios publicitarios de programas especialmente dirigidos a las mujeres.

En cambio, Audi esperó tres semanas hasta volver a emitir “Vampire Party”. Según explica Mike Guigli de Bluefin, “lo hizo siguiendo un patrón pulsar: en emisión durante dos semanas, fuera de emisión dos semanas, y de vuelta dos semanas”. Y durante los periodos de tiempo que se emitía se observó que los comentarios en las redes sociales aumentaban considerablemente.

Y comparando las estimaciones de las impresiones de ambos anuncios y el número total de comentarios en las redes sociales a lo largo de su tiempo de vida, el spot de H&M ha conseguido una enorme ventaja por encima del anuncio de Audi.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir