Publicidad

¿Influye realmente la publicidad en los menores?

¿Influye realmente la publicidad en los menores?La nueva Ley General Audiovisual ha establecido una nueva regulación para la emisión de publicidad en horario infantil, prohibiendo toda aquella publicidad relacionada con productos de estética y de dieta. ¿Influye realmente tanto la publicidad en los menores? Sobre este respecto MarketingDirecto.com ha hablado con Paul Robinson, CEO KidsCo.

“Aunque no todo el mundo está de acuerdo con esta teoría lo cierto es que los menores son vulnerables a los mensajes publicitarios y, por ello, el control o autocontrol de la publicidad destinada a esta franja de edad es necesario y cabe ser considerado como una parte del concepto más amplio de protección a la infancia”, asegura Robinson.

El experto explica que “los modelos seguidos en los diferentes países de Europa varían desde la prohibición de publicidad televisiva en productos destinados a menores de 12 años, como es el caso de Suecia; hacia modelos en los que prima la autorregulación de anunciantes y televisiones, como es el caso de España, donde la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial examina todos los años más de 1.000 anuncios destinados al público infantil”.

Los trastornos alimenticios es una preocupación de primer orden para el Ministerio de Sanidad español, que se enfrenta al mayor índice de obesidad infantil de Europa, un 9% de los menores de 18 años. Por ese motivo, ya en 2005 promovió un código de autorregulación entre los anunciantes de la industria alimentaria con 25 normas éticas para evitar una excesiva presión sobre los menores de 12 años y fomentar hábitos de alimentación saludables. El acuerdo, que no se refiere al producto sino al mensaje, apunta a la necesidad de evitar promociones con regalos y sorteos así como el uso de personajes famosos y mensajes engañosos como la adquisición de fortaleza, estatus, popularidad, reconocimiento, habilidad o inteligencia derivados del consumo de este tipo de productos. El mismo se amplió este otoño con la implicación de las televisiones y con una previsión de sanciones de entre 6.000 y 18.000 euros a aquellas que lo incumplan.

Robinson afirma que “como ocurre con otros aspectos relacionados con la infancia, desde KidsCo pensamos que los profesionales de la televisión, en general, y la infantil, en concreto, tenemos una gran responsabilidad en la educación de los niños en una vida sana, lo que incluye la alimentación, la ecología, los derechos humanos y un largo etcétera. Por ello, independientemente de las legislaciones particulares de cada país, la autorregulación y el ejercicio consciente de dicha responsabilidad es fundamental para ofrecer una programación saludable en todos los sentidos”.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir