líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

¿Por qué el spot de Visionlab recurre a una canción de Enrique y Ana?

Tras la polémica suscitada por el spot de Loewe para su última colección de bolsos, parece que la publicidad se ha propuesto como meta no dejarnos indiferentes y, para ello, los creativos recurren a todo tipo de estrategias que, ante todo, consiguen que se hable de la marca, aunque sea mal. Nos ponemos en situación: reunión en una agencia de publicidad. Los creativos están en pleno brainstorming, discuten y debaten sobre diferentes ideas.

El cliente, en este caso una conocida óptica, ha pedido una campaña para una nueva promoción. Se trabaja a contrarreloj, como siempre. Se discute, como siempre. Pero, de repente, alguien le da al ‘play’ y suena: «Disco, disco, chino, chino, fino, filipino. Disco, disco , disco, disco, chino, chino, chino, chino, fino, fino, fino, filipino», la canción de de Enrique y Ana. Todos la tararean y así es como se les enciende la bombilla y surge el concepto creativo, recoge elmundo.es.

Visionlab pidió hace un mes a la agencia Lola una campaña para una nueva promoción, cuya idea central es que regalaba unos cristales. «Pidieron algo sencillo y directo para comunicarlo», explica a ELMUNDO.es Néstor García que junto a Sito Morillo y Nacho Oñate son los tres directores creativos del spot. «Queríamos ser directos, que todo el mundo se quedara con el mensaje. En estos momentos hay mucho ruido publicitario de ópticas y teníamos que ser diferentes». Pero, ¿por qué está canción de Enrique y Ana? «Es una canción que nos gusta mucho y que pegaba con lo que queríamos hacer. La teníamos en la cabeza y al escucharla lo vimos claro. Nos vinimos arriba, cuenta Nacho Oñate».

Además, añaden: «Estuvimos pensando qué podíamos decirle a la gente para vender esta idea. No requería de un mensaje profundo, sino divertido y directo. La idea no requería algo denso, sino ligero, divertido y directo. Y eso nos llevó a la canción. A nadie le va a cambiar la vista esta promoción, pero puede divertirse viéndola», argumenta Sito Morillo, cuya voz resulta más que familiar: es la que locuta los anuncios de la cerveza Mixta. Pero toda idea tiene que gustar siempre al cliente, tiene que convencerle: ¿Qué les dijo el cliente cuando le presentaron el anuncio? «Que si estábamos locos. Así que les preguntamos varias veces si seguíamos adelante. Dijeron que sí».

«Sí sabíamos que íbamos a llamar la atención. La idea era crear notoriedad. Pero lo que no esperábamos era ver parodias en YouTube, que la gente hiciese suyo en anuncio», cuenta Oñate. El éxito de ‘Gratu-ito’ deja pantente que en épocas difíciles y de recortes, el que arriesga tienes más posibilidades de triunfar. Reina el conservadurismo, por eso, ser diferente otorga notoriedad.

 

La presión publicitaria en televisión creció un 0,9% en el mes de marzo, según YmediaAnteriorSigueinteGoogle, Blackberry y iPhone: las marcas que más ruido han generado en Facebook en España

Noticias recomendadas